Ladera Sur Los océanos y el vacío de información científica en Chile
Los océanos y el vacío de información científica en Chile

Medio Ambiente

Los océanos y el vacío de información científica en Chile

Durante esta mañana, en la COP25, se le entregó al ministro de Ciencia chileno, Andrés Couve, el Resumen de Informes del Comité Científico de la COP25 de Chile. En este documento se evidencia la falta de datos para poder saber cómo el cambio climático impacta en el océano a nivel nacional, así como cual es el aporte de éste en la acción climática del país.

 

Implementar acciones para abordar la gran brecha de información relativa a océanos es uno de los principales desafíos que pone sobre la mesa el Resumen de los Informes  del Comité Científico de la COP25 de Chile, entregado hoy en Madrid al ministro de Ciencia y Tecnología, Andrés Couve.

Maisa Rojas, directora del CR2 y coordinadora del Comité, explicó que este documento presenta una visión global, la realidad chilena, las brechas y las recomendaciones de política pública para cada una de las áreas abordadas en las mesas de trabajo. Éstas tomaron temas como biodiversidad, océano  y criósfera, sumando a más de 600 científicos a nivel nacional. “Tenemos prácticamente nada de información sobre nuestro océano. Esta es la COP azul, somos el décimo país en el mundo con más costa oceánica y tenemos una cantidad muy pobre de estaciones de monitoreo”, señaló la investigadora.

“Para WWF, este déficit de datos representa un gran desafío que hemos venido visibilizando durante varios años, ya que tienen un fuerte impacto en la conservación marina, sobre todo a la hora de diseñar e implementar planes de manejo efectivo para Áreas Marinas Protegidas. Asimismo, instala incertidumbre respecto a los impactos del cambio climático en el mar, así como respecto al verdadero aporte que el océano puede hacer a la acción climática de Chile”, explicó Yacqueline Montecinos, encargada de Biodiversidad de WWF Chile.

Cortesía WWF
Cortesía WWF

Anuncio de un Sistema Integrado de Monitoreo

“Si comparamos con la información que tenemos en el ámbito terrestre-aéreo, yo diría que hay una brecha de 0,5 a 10, o incluso peor”, comenta Carlos Olavarría, director ejecutivo de CEAZA e investigador especialista en mamíferos marinos, quien participó en el tema de océanos.

“Tenemos una brecha muy grande en cuanto a la información oceanográfica que podemos utilizar para entender los efectos del cambio de temperatura, cambio de PH, acidificación o disminución del oxígeno en el mar, entonces esa es una de las cosas en que estamos fallando. Por eso, diría que lo principal de la mesa de océanos fue que logró trabajar para tener un sistema de monitoreo oceanográfico para Chile, entonces ahí lo que vamos a hacer es trabajar para poder implementar ese sistema, porque ahora necesitamos realmente poner equipos en el agua para poder saber lo que está sucediendo”, agrega, en referencia al anuncio del ministro Couve de que ya se está trabajando en la recomendación de concretar un Sistema Integrado de Monitoreo Oceánico.

Protección para el mar chileno

Según el informe entregado por las mesas de científicos, Chile es el décimo país a nivel mundial con mayor territorio marítimo, lo que genera una alta dependencia del país en los sectores económicos, sociales y culturales. Como consecuencia de esto, el oceáno es vulnerable al cambio climático y sus efectos.

“En la actualidad, son evidentes los impactos del cambio climático en el océano de Chile, tanto en sus mares jurisdiccionales como en los procesos regionales y locales. Cambios en temperatura, aumento en la intensidad de las marejadas, aumento del nivel del mar, acidificación, pérdida de oxígeno, cambio en la abundancia y localización de recursos pesqueros, masivas mortandades biológicas, eutrofización, proliferación de algas tóxicas o la contaminación de las aguas son algunos de los actuales efectos que se pueden observar y que se verán incrementados por el cambio climático”, dice el informe, que luego propone cuatro áreas a considerar para generar acciones a corto y largo plazo. Entre ellas: la observación integrada y sistémica de los océanos y sus ecosistemas, la adaptación al cambio climático mediante el manejo sustentable y conservación de sus recursos marinos y costeros, las soluciones basadas en océano para contribuir a las NDC de Chile, y la educación y la divulgación científica.

©cesar Villaroel
©cesar Villaroel

Galería (2)