Ladera Sur Murciélagos: más allá de los mitos
Murciélagos: más allá de los mitos

Naturaleza

Murciélagos: más allá de los mitos

Nuestro colaborador invitado del mes es Ignacio Fernández Latapiat, ecólogo e investigador que se ha especializado en el estudio de los quirópteros, quien nos cuenta acerca de los murciélagos, su importante rol en la ecología, las principales amenazas que enfrentan y qué especies podemos encontrar en Chile. ¡No se lo pierdan!

Cuando hablamos de murciélagos la gente tiende a pensar que son animales peligrosos, diabólicos, que atraen enfermedades y mal augurio, ya que sus costumbres y su forma alar ha inspirado hace miles de años a pintores y escritores para describir lo oculto y maligno.  Posteriormente Bram Stoker lo plasmó en su novela más conocida “Drácula”, donde un conde Transilvano sediento de sangre tomaba la forma de murciélago para poder volar y llegar donde dormían sus víctimas.  Esta pesada mochila de prejuicios los ha convertido en animales no deseados y muchas veces catalogados como plaga. Sin considerar que estos mamíferos cumplen un rol primordial en el ecosistema, actuando en ocasiones como polinizadores, ayudándonos a combatir las plagas agrícolas, ahorrándonos millones de dólares en pesticidas y disminuyendo el uso de este veneno en el ambiente.

En el mundo existen más de 1.300 especies de murciélagos. En Chile, hasta el momento se han descrito 13 especies. Esta baja diversidad que tenemos en murciélagos es debido en cierta medida al aislamiento continental dado por la cordillera, el desierto y el océano Pacífico.

Histiotus macrotus ©Ignacio Fernández Latapiat
Histiotus macrotus ©Ignacio Fernández Latapiat

Los murciélagos pertenecen al orden Chiroptera, que en griego significa mano alada, una condición común en este grupo de mamíferos que poseen singularidades entre las cuales podemos destacar que son el único mamífero que ha sido capaz de desarrollar un vuelo dirigido, a diferencia de algunas ardillas que solo pueden planear de un árbol a otro. Esto los capacita para poder perseguir a los insectos nocturnos. Además,  son animales muy longevos, ya que pueden vivir cerca de diez veces más que un ratón que posea su misma masa corporal; y poseen un sistema de radar que les permite “ver” el entorno con sus oídos, este sistema se llama ecolocación. Se trata de un ultrasonido que es emitido por el murciélago y que rebota en todas las superficies circundantes, entregándole al murciélago la información respecto a la distancia, forma, y textura del objeto en el cual rebotó el ultrasonido. Este sistema les permite volar en las noches más oscuras sin chocar con obstáculo alguno.

Myotis atacamensis ©Ignacio Fernández Latapiat
Myotis atacamensis ©Ignacio Fernández Latapiat

En Chile los murciélagos son en su mayoría insectívoros con solo dos excepciones: El piuchén (Desmodus rotundus), el único representante hematófago, es decir que se alimenta de sangre, y el murciélago de hocico largo (Platalina genovensium), nectarívoro, cuya alimentación se basa en el néctar de las flores. Por último el grupo más grande es el de los insectívoros, que se alimentan de insectos nocturnos voladores, donde podemos encontrar once especies que son: murciélago de schnabel (Amorphochilus schnablii),  murciélago oreja de ratón del Norte (Myotis atacamensis), murciélago oreja de ratón del Sur (Myotis chiloensis), murciélago orejudo mayor (Histiotus macrotus), murciélago orejudo menor (Histiotus montanus), murciélago orejudo austral (Histiotus magellanicus), murciélago orejudo de thomas (Histiotus laephotis), murciélago colorado (Lasiurus varius), murciélago ceniciento (Lasiurus cinereus), murciélago coludo de kalinowski (Mormopterus kalinowskii) y murciélago cola de ratón (Tadarida brasiliensis).

Histiotus montanus ©Ignacio Fernández Latapiat
Histiotus montanus ©Ignacio Fernández Latapiat

Estos murciélagos se pueden encontrar desde el extremo norte del país hasta Magallanes, ocupando casi la totalidad de los ambientes continentales exceptuando la alta montaña, campos de hielo y algunas islas.  Como mencioné anteriormente, los murciélagos cumplen diferentes roles en el ecosistema como controladores de plaga, polinizadores, promotores del bosque entre otras cosas.

Un murciélago insectívoro por ejemplo, debe consumir por noche 1/4 hasta 1/3 de su peso corporal, llegando a consumir por noche cerca de 300 insectos entre los que se encuentran polillas, mosquitos y escarabajos. Si contamos que en promedio una colonia de murciélago cola de ratón (Tadarida brasiliensis) puede albergar más de 60 individuos, son bastantes los insectos que cada noche son cazados por estos quirópteros.

Tadarida brasiliensis ©U.S. Fish and Wildlife Service Headquarters
Tadarida brasiliensis ©U.S. Fish and Wildlife Service Headquarters

En la polinización no es menor el rol que cumplen, ya que por ejemplo, gracias al murciélago magueyero, especie presente en Centroamérica y México existe el tequila. Este murciélago poliniza el agave, planta de la cual se saca el tequila dando trabajo a miles de personas en el mercado. Por último, los murciélagos frugívoros, cumplen un rol reforestador esparciendo las semillas de frutos de diferentes árboles.

Lamentablemente, hoy en día estos mamíferos se encuentran en peligro debido a múltiples factores como:

  • Prejuicios y desinformación de la sociedad acerca de estos animales.
  • Transformación, pérdida y fragmentación de su hábitat.
  • Intensificación de la agricultura y las prácticas forestales.
  • Uso de pesticidas en la agricultura y forestal.
  • Colisión con aerogeneradores.

Transformándose esto en:

  • Presión de humano en algunas especies de murciélagos y sus hábitats.
  • Pérdida de lugares de descanso diurno.
  • Disminución de áreas propicias de alimentación.
  • Envenenamiento y muerte de murciélagos por consumo de insectos con pesticida.

A pesar de que en algunos sectores se puedan observar bastantes murciélagos, aún queda mucho por investigar respecto a las especies chilenas y sus dinámicas poblacionales, donde según el último Informe de Clasificación de Especies por estado de conservación, ya contamos con al menos 3 especies de murciélagos bajo alguna categoría de amenaza. Es por eso que necesitamos concientizar a la gente respecto a la necesidad de cuidar estos mamíferos nocturnos antes de que estemos lamentando la pérdida de nuestra valiosa biodiversidad.

Desmodus rotundus. ©Wikimedia
Desmodus rotundus. ©Wikimedia

Galería (4)