Hace poco más de dos meses, Lucho Birkner, el reconocido escalador chileno, junto con su compañero de siempre, el documentalista nacional Mateo Barrenengoa, se embarcaron en un nuevo viaje. Ya llevaban varios en el cuerpo, algunos nacionales y otros internacionales -como en Surinam, Nepal o Pakistán-, siempre bajo el contexto de su proyecto Climbing For a Reason, realizado en conjunto con Haka Honu, la marca chilena de ropa que mezcla el outdoor con el estilo.

Climbing For a Reason en Tanzania. Créditos: ©Haka Honu
Climbing For a Reason en Tanzania. Créditos: ©Haka Honu

En ese momento, se subían a un avión con destino final en Tanzania. Si, sería el primer país africano donde llegaría el proyecto. Se fueron bien cargados, dado que la última parada sería en Musoma -una ciudad a más de 800 kilómetros de la capital Dodoma- y en específico, en el Jipe Moyo Centre, un orfanato de la ciudad que acoge a más de 60 niños y niñas. Previo a esto, ya venían de realizar un crowdfunding para comprar y trasladar colchones y otros elementos de utilidad para el viaje y el centro.

Fue un viaje largo. Una vez instalados, Lucho y Mateo, además de su compañera Javiera Ayala -la tercera integrante del equipo de Climbing For a Reason-  decidieron ponerse manos a la obra. Siempre manteniendo su misión, de seguir expandiendo la escalada en distintas comunidades y culturas, a nivel nacional e internacional, con el objetivo de que las personas puedan escalar sus propias rocas y conectar con la naturaleza.

Lo primero, levantar el muro. Desde ahí, los niños y niñas comenzaron a vincularse con la escalada, dando sus primeros acercamientos a través de los talleres que impartían. Luego, avanzando en rocas de menor tamaño, para luego finalizar con el objetivo central: que pudieran escalar sus propias paredes de hasta 50 metros. Parecía que lo llevaban en la sangre.

Mateo Barrenengoa, co-fundador de Climbing For a Reason, señaló que “sin duda que es uno de los proyectos más maravillosos en los que nos hemos embarcado. La calidez de los niños y niñas fue algo muy emocionante. Parecía que el talento era innato, viendo un tremendo avance en tan poco tiempo. Nos vamos tremendamente felices, de conocer otras culturas y también el poder depositar nuestro granito de arena para entregarles un recurso que durará toda la vida”.

  • Climbing For a Reason en Tanzania. Créditos: ©Haka Honu
  • Climbing For a Reason en Tanzania. Créditos: ©Haka Honu

Por su lado, Gianfranco Gattini, Brand Manager de Haka Honu, la marca chilena enfocada en la ropa outdoor con estilo que trabaja en conjunto con Climbing For a Reason, señaló que “entre Lucho, Mateo y Haka Honu, hemos ido creando una hermandad a lo largo de los años. En Haka Honu nos inspira el promover la educación y cultura vinculándonos con la naturaleza y explorando nuevos espacios. No nos cabe duda que Tanzania fue y será otro gran proyecto de Climbing For a Reason, desde donde hemos podido cambiar vidas a través de la escalada”.

Artículo relacionado
Podcast Inspirados por la Naturaleza: #12 Felipe Cancino, corriendo por la causa ambiental

Y así fue. Dado que el saldo final de la experiencia de Climbing For a Reason en Tanzania culminó con más de 200 boulders abiertos y una zona deportiva con 15 vías. Ante esto, desde el proyecto aseguraron que “parte importante de nuestros viajes es desarrollar y explotar el potencial que tienen las rocas cercanas donde viven los niños con los que trabajamos. Es un granito de arena, pero que, con mucho amor y esfuerzo, logramos realizar”. Hoy, Musoma se convirtió en una ciudad que podrá atraer turismo de escalada.

Una experiencia maravillosa que se podrá evidenciar durante 2023, cuando Climbing For a Reason lance el documental sobre su viaje. Algo similar a lo vivido con otros lugares como La Junta, Nepal o Pakistán, este último, recién premiado en el Santiago Mountain Films Festival en la categoría de Mejor Película de Exploración y Aventura. 

Comenta esta nota

Comenta esta nota

Responder...