Ladera Sur Humedal Los Helechos: redescubriendo un ecosistema vital para Llanquihue
Humedal Los Helechos: redescubriendo un ecosistema vital para Llanquihue

Naturaleza

Humedal Los Helechos: redescubriendo un ecosistema vital para Llanquihue

Ubicado en el corazón de la ciudad de Llanquihue se encuentra este humedal que con el tiempo para muchos había pasado al olvido y para otros, se había convertido en un basural donde arrojar sus desechos. Hoy el humedal Los Helechos se encuentra a la espera de que se apruebe una iniciativa que busca construir un parque urbanode bajo impacto dedicado a la conservación de la vida silvestre, que integre este espacio natural de vital importancia, al resto de la ciudad. Aquí Andrés Riveros, encargado de Planificación Territorial en Fundación Legado Chile, nos cuenta más detalles.

La ciudad de Llanquihue se sitúa entre diversos espacios y formas de agua. Ubicada a orillas del lago homónimo, justo donde se origina el río Maullín, está acomodada entre un gran sistema de humedales urbanos de agua dulce. Como un todo integrado, la estructura ecológica e hidrológica que subyace en la ciudad reclama por ser reconocida e integrada en su urbanidad, para así recuperar su funcionalidad, salud y diversidad.

Haciendo parte de este húmedo sistema urbano-natural, se distingue el humedal Los Helechos. Una de sus particularidades es que sus aguas no son evidentes: se movilizan bajo el suelo. Es su tierra esponjosa la que hace de filtro, reteniendo sedimentos y procesando nutrientes, los que su vez, se van transformando sigilosamente en expresiones de biodiversidad: minúsculos microorganismos, grandes árboles, cantoras aves y complejos ecosistemas.

Humedal Los Helechos. ( Catalina Muñoz, 2018)
Humedal Los Helechos. ( Catalina Muñoz, 2018)

Este humedal se recarga principalmente de las aguas provenientes del humedal Loto, las que vienen muy cargadas de materia orgánica. También inciden las precipitaciones directas sobre él, la afluencia de aguas lluvias viales y, quizás, recargas provenientes de napas subterráneas (Patagua, 2019). Estas aguas, luego son entregadas al humedal Estero Teodosio Sarao, el que a sólo tres cuadras se abre para dar lugar al humedal Las Ranas, el humedal de mayor diversidad de avifauna de la ciudad y antesala del Río Maullín (Cortés-Donoso y Muñoz-Lobos, 2018). De este modo, el humedal Los Helechos tiene un rol activo en el proceso de saneamiento de las aguas provenientes del humedal Loto y en el mantenimiento de las condiciones ecológicas que sostienen la vida en humedal Las Ranas.

: Runrun macho (Hymenops perspicillatus), ave que nidifica en humedales como Los Helechos.
: Runrun macho (Hymenops perspicillatus), ave que nidifica en humedales como Los Helechos.

Su vegetación está compuesta por 53 especies, las que se despliegan en dos estratas, una de pastizal anegado con árboles y otra de pradera (Cortés-Donoso y Muñoz-Lobos, 2018). Está dominado principalmente por plantas acuáticas típicas de ambientes palustres y ribereños, como el junco chileno (Juncus procerus) y el junquillo (Juncus pallescens), ambas especies nativas. También destaca la presencia del helecho costilla de vaca (Blechnum chilense), helecho nativo de gran tamaño que se desarrolla en suelos húmedos. Otra especie que se encuentra en este humedal es la chépica (Agrostis stolonifera), esta es una hierba perenne exótica, originaria de Europa, identificada como una especie invasora muy seria ya que impide el crecimiento de especies nativas y, además, es altamente inflamable (Cuevas, F. 2019).

Este trozo de paisaje sin domesticar ocurre en el centro mismo de la ciudad de Llanquihue, en el corazón de su urbanidad y a dos cuadras de la plaza de armas. Tan habituado está este espacio entre la comunidad, que algunos dejaron de percibirlo como lugar y habrán olvidado incluso su nombre. Otros, usan sus bordes para ir de un vecindario a otro, como conector. También hay quienes prefieren tratarlo como basural, descargando sus desechos en él.

Humedal Los Helechos, la basura en sus bordes y su uso como conector vecinal (Andrés Riveros, 2019)
Humedal Los Helechos, la basura en sus bordes y su uso como conector vecinal (Andrés Riveros, 2019)

Sin embargo, hay otras personas que han visto en él una oportunidad. Se dan cuenta de su valor como fito-depurador de aguas, lugar de anidamiento de aves, belleza escénica, espacio de aprendizaje, reservorio de memoria y por lo tanto de identidad local.

Estas personas han querido compartir esa visión y trabajar por hacerla más real. Así, surge la idea del humedal Los Helechos como parque urbano dedicado principalmente a la conservación de vida silvestre y en el cual se le reconoce una franja de uso público de bajo impacto y equipamiento mínimo. En otras palabras, este parque se define como la frontera entre la conservación del humedal Los Helechos y la ciudad de Llanquihue.

Imagen Objetivo Parque Humedal Los Helechos (Fundación Legado Chile, 2019)
Imagen Objetivo Parque Humedal Los Helechos (Fundación Legado Chile, 2019)

La colaboración ha estado en las bases de esta iniciativa, generando abundancia de diferentes formas. Los propietarios, la familia Modinger, entregaron el terreno en comodato al municipio, para que este último postule un proyecto de inversión pública en él. Los vecinos perfilaron el uso, programa y equipamiento del parque, dándole pertinencia al diseño. Nosotros, Legado Chile, nos pusimos al servicio de todos ellos e integramos estas intenciones con un desarrollo técnico de proyecto, el que se espera se ejecute en el corto plazo.

De este modo, vamos avanzando en la reivindicación de los espacios del agua y facilitando la conexión de las comunidades con la naturaleza de su entorno. Nuestra ruta está trazada en el Plan de Infraestructura Verde Urbana de Llanquihue, sistema interconectado de espacios verdes y abiertos en el cual estamos trabajando desde el año 2016 junto a múltiples actores.

Plan de Infraestructura Verde de Llanquihue (Fundación Legado Chile y MAPA UC, 2018)
Plan de Infraestructura Verde de Llanquihue (Fundación Legado Chile y MAPA UC, 2018)

Estas son formas concretas de ir reconociendo en nuestras ciudades la visión que Humboldt nos entregó hace más de 2 siglos: que la Tierra es un gran organismo vivo en el que todo está relacionado. Hoy necesitamos comprender que nosotros, los seres humanos, también somos parte de ese gran organismo y que estamos relacionados a todo lo demás. Conservar la naturaleza es también conservarnos a nosotros mismos.

Galería (4)