Crédito: © TheMarchofthePenguins (2005)
Crédito: © TheMarchofthePenguins (2005)

En el marco de la celebración del 50º aniversario del Programa sobre el Hombre y la Biosfera de la UNESCO, la organización mundial publica una entrevista con el cineasta francés y ganador de un Óscar, Luc Jacquet, que ha sido titulada «Sobrevivir donde la vida es casi imposible», en la que cuenta desde la Antártida, el continente helado, cómo su primera visita a esta región hace 30 años, cambió por completo su forma de ver el mundo. Jacquet es especialmente conocido por sus documentales, pero saltó mundialmente a la fama en 2005 tras escribir y dirigir el documental La marcha de los pingüinos (del francés La marche de l’empereur), sobre la vida de los pingüinos emperador en un entorno tan inhóspito como la Antártida.

En este hermoso vídeo, Luc Jacquet comparte con nosotros su pasión por la conservación de la naturaleza, su amor por el paisaje de las tierras heladas de la Antártida y cómo cambió su vida cuando empezó a filmar a los emblemáticos pingüinos emperador.

Nacido en Bourg-en-Bresse en 1967, Luc Jacquet pasó su infancia explorando las montañas del Jura. Como él mismo ha dicho, le sigue gustando perderse en el bosque, donde ha aprendido a reintegrarse en la naturaleza para observar el mundo de los animales y las plantas según van pasando las estaciones.

Durante sus estudios de biología, Jacquet participó en una expedición científica de 14 meses en la Antártida. A los 24 años, pasó el invierno en la base científica francesa de Dumont d’Urville, en Terre Adélie, para realizar un censo de aves y mamíferos marinos que vivían en esas regiones donde la vida parecía imposible.

Jacquet nos recuerda la importancia de proteger y reforzar los vínculos entre el hombre y la naturaleza. Su documental «La marcha del emperador» —galardonado con Óscar a la mejor película documental en 2006— dió a conocer al mundo al habitante más icónico de la Antártida.

Crédito: © UNESCO
Crédito: © UNESCO

Desde entonces ha dedicado su carrera a filmar la naturaleza para concienciar sobre la importancia vital de preservar la biodiversidad y la riqueza natural del Planeta. Desde los icebergs de la Tierra de Adelia hasta las copas de los bosques primarios de Gabón y Perú, pasando por los bosques de montaña del Jura, ha viajado por todos los rincones para presenciar y capturar la vida salvaje de los ecosistemas naturales.

Artículo relacionado
En Cochamó realizarán taller sobre los beneficios de lograr una nueva Reserva de Agua en Los Lagos

Jacquet hizo varios documentales para televisión sobre la vida de los animales. Su filmografía, con una clara marca ambientalista y conservacionista, incluye realizaciones como Sous le signe du serpent (Bajo el signo de la serpiente, en 2004), La Marche de l’empereur (titulado El viaje del emperador en España y La marcha de los pingüinos, en Hispanoamérica), un éxito mundial por el que recibió el Oscar al mejor documental en 2005.

Crédito: © El viaje del emperador (2005)
Crédito: © El viaje del emperador (2005)

En 2007, lanzó su segunda película cinematográfica: Una amistad inolvidable (título original en francés: Le Renard et l’enfant, «El zorro y el niño»), en gran parte filmada en la meseta de Retord, en la región natural e histórica de Bugey en Ain. Los impresionantes escenarios naturales y la filmación de los movimientos de los animales en sus hábitats naturales hacen que la película quede situada en medio entre la narrativa y el documental, género al que se ha dedicado principalmente el director.

También dirigió Había una vez un bosque (del francés: Il était une forêt, 2013), y El hielo y el cielo (del inglés: Ice and the Sky, 2015) sobre sobre el trabajo del glaciólogo francés Claude Lorius, quien comenzó a estudiar el hielo antártico en 1957 y quien además fue, en 1965, uno de los primeros científicos preocupados por el calentamiento global. Esta última película fue seleccionada para cerrar el Festival de Cine de Cannes en 2015.

Crédito: © UNESCO
Crédito: © UNESCO

El programa sobre el Hombre y la Biosfera de la UNESCO es un programa científico intergubernamental que tiene como objetivo establecer una base científica para mejorar la relación entre las personas y su entorno. Combina las ciencias naturales y sociales con miras a mejorar los medios de vida humanos y salvaguardar los ecosistemas naturales y gestionados, promoviendo así enfoques innovadores para el desarrollo económico que sean social y culturalmente apropiados y ambientalmente sostenibles. La Red Mundial de Reservas de Biosfera cuenta actualmente con 727 sitios en 131 países de todo el mundo, incluidos 22 sitios transfronterizos.

Artículo relacionado
La urgencia de pensar los territorios desde una lógica de cuencas: el caso del Cajón del Maipo ante desastres naturales
Comenta esta nota

Comenta esta nota

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.