Reflejo en el Humedal Angachilla ©Esteban Amaro
Reflejo en el Humedal Angachilla ©Esteban Amaro

“No a la circunvalación” es uno de los primeros carteles que se ven cuando llegas al Humedal Angachilla, la gente del lugar se opone a la construcción de un nuevo puente que literalmente atravesaría el humedal, poniendo en conflicto a estas reservas de agua, a las especies y las personas que los habitan, por eso este nuevo reconocimiento es tan importante, aproximadamente 126 hectáreas en el humedal Angachilla y 373 en Isla Teja, una gran superficie compuesta por una serie de sistemas de humedales urbanos en una de las ciudades más lindas de Chile.

Un sendero en el Humedal Angachilla ©Esteban Amaro
Un sendero en el Humedal Angachilla ©Esteban Amaro

Estando en Valdivia recorrí varios de los humedales y a parte de quedar asombrado por la calma que entregan estos lugares, lo que me sigue sorprendiendo son las personas que los cuidan, cuando conversas te das cuenta que existe otro ritmo y lo mas importante un respeto trascendental por la naturaleza.

Humedal Angachilla en Valdivia ©Esteban Amaro
Humedal Angachilla en Valdivia ©Esteban Amaro

En plena pandemia, con una crisis climática y de la biodiversidad, es que en el año 2020 decidí empezar una nueva serie, retratando humedales que se encuentran en riesgo a lo largo de Chile, una nueva misión, un registro, visibilizando lo increíble de estos ecosistemas, los peligros que enfrentan y creando conciencia sobre su relevancia para el planeta.

Rio Cruces desde mirador en Isla Teja Valdivia ©Esteban Amaro
Rio Cruces desde mirador en Isla Teja Valdivia ©Esteban Amaro

Estos cuerpos de agua muchas veces pasan desapercibidos, en parte por su propia naturaleza pacifica y por su geología quedan un poco ocultos, lo que tampoco se sabe mucho, es que podrían ser la clave en la lucha contra el cambio climático, de ahí que surge la urgencia de visibilizar y proteger estos santuarios. Su capacidad de absorber grandes cantidades de C02, ser reservas de agua y hogar para la biodiversidad, son algunas de las razones de por que son fundamentales para la posteridad.

Amanecer en Isla Teja Valdivia ©Esteban Amaro
Amanecer en Isla Teja Valdivia ©Esteban Amaro

Siempre tuve una conexión con los humedales, quizás por que con mi papá caminábamos por la playa y por el Humedal Río Maipo en Santo Domingo, el sonido de los pájaros, el agua, el viento y la tierra se unen creando una sensación de paz que se percibe al recorrer estos paisajes.

Comenta esta nota

Comenta esta nota

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.