Ladera Sur En qué deberías fijarte al momento de elegir tus zapatos de trekking
En qué deberías fijarte al momento de elegir tus zapatos de trekking

Deporte y Aventura

En qué deberías fijarte al momento de elegir tus zapatos de trekking

Dependiendo de la actividad que vas a hacer al aire libre, la intensidad de ésta, el terreno al que te vas a enfrentar y otras variables, los zapatos que vayas a usar deberían contar con ciertas características que no sólo te permitan recorrer con comodidad sino que también de forma segura. ¿Cuáles son los principales criterios a tener en cuenta entonces al momento de elegir el mejor zapato de trekking para que nos acompañe en nuestras aventuras? Hoy en Ladera Sur te entregamos algunos consejos clave. 

Una zapatilla incómoda, que no se adapte a nuestro pie o al terreno al que nos enfrentamos puede hacer que hasta el paseo más tranquilo sea una tortura. A más de alguno le habrá pasado antes… Por eso, elegir el zapato ideal es importante tanto para los que van a caminatas cortas como para los aventureros de  expediciones más complejas, ya que al fin y al cabo son nuestros pies los que nos llevarán a conocer lugares distintos, ¡así que hay que cuidarlos!

Todos tenemos gustos, necesidades y pies distintos, no existe entonces algo así como “el mejor bototo de trekking del mundo” porque para cada persona puede ser distinto. Lo ideal sería tener uno para cada rama del trekking y para cada estación del año, pero todos sabemos que es altamente probable, que no vaya a ser así. Así que, si tenemos que elegir uno, hay que saber unas cuantas cosas para escoger correctamente:

  1. ¿Para qué se van a usar?

Lo primero que hay que considerar es dónde y para qué vamos a usar los zapatos (o la actividad principal que vamos a realizar). Aquí una descripción bastante general de cada rama del trekking:

  • Trail running: Se usa una zapatilla que está entre una de running y una de senderismo, para adecuar el trote convencional a la montaña. Son muy livianas y de caña baja, con una suela hecha para aguantar el terreno irregular.
  • Trekking suave (senderismo): No se necesita una zapatilla que proteja mucho, sino una que sea cómoda y no dé calor.
  • Trekking más difícil (aproximación o media montaña): Son zapatos más pesados y por lo tanto menos ágiles, pero nos protegen mejor.Los zapatos cuentan con una suela más dura.
  • Trekking de alta montaña: Son muy especializadas, suela dura y cuentan con pestañas especiales para instalar crampones.

2. Caña baja, media o alta

  • Baja (low): da lo mismo tener los tobillos desprotegidos en caminatas fáciles y cortas, así los pies pueden estar más ventilados.
  • Media (mid): la caña de media altura ayuda a evitar torceduras y protegernos contra las piedras u otras cosas en el camino, pero son más calurosas.
  • Alta (high): las cañas altas son para zapatos más técnicos que se usan en los terrenos más complicados, por lo que son más rígidas y pesadas, pero protegen más.

3. ¿Forro impermeable o respirable?

A menos que sólo vayamos a caminar en días soleados, de mucho calor y con el clima estable (verano), necesitamos algo que permita que nuestros pies estén secos en todo momento, y es probable que en un sendero nos encontremos con barro, ríos, pozas, lluvia y hasta nieve.

Sin duda se nos viene a la mente el concepto de impermeabilidad, pero una membrana impermeable no permite que pase la humedad ni desde afuera hacia adentro ni viceversa, entonces los pies pueden mojarse cuando transpiramos. Si se nos mojan los pies podemos enfriarnos, pueden salirnos ampollas y hasta hongos si no nos cuidamos bien.

Por otra parte, existe un tipo de membrana que es respirable (o transpirable), lo que soluciona el problema de los pies sudorosos y al mismo tiempo no permite que entre humedad desde afuera. El forro respirable más típico es el Gore-Tex (GTX), el problema es que tiene vida útil y luego ya no funciona tan bien como antes. Si se quiere hacer caminatas largas, de todas maneras recomendamos que tenga este tipo de membrana.

4. Tipo de suela

Independiente de qué actividad hagamos en el cerro, necesitamos una suela antideslizante y con la forma adecuada. La suela de los zapatos está especialmente diseñada para que no se quede pegado el barro y tiene distintas densidades para absorber los golpes y que nuestros pies, piernas o espalda no sufran las consecuencias. Tienen taco para no resbalar cuando bajamos, mientras que para subir nos apoyamos en la parte delantera. Hoy en día casi todos los bototos vienen con suela Vibram, que es la mejor opción en cuanto a agarre y resistencia, aunque hay algunas marcas que optan por tener su propia tecnología. Quizá lo mejor y más confiable para asegurarnos de elegir algo bueno, es optar por la suela Vibram.

Otras consideraciones que no hay que dejar de lado

  • Los pies se hinchan al caminar, lo ideal es probarse los zapatos después de haber caminado un buen rato y con los calcetines con los que se van a usar.
  • Ojalá informarse sobre el modelo antes de comprarlo, hay marcas que tienen las tallas un poco distintas, son más anchos o estrechos, etc.
  • ¡Que nos queden cómodos! No vaya a ser que vayamos a comprar algo que no nos queda bien porque nos dicen que es bueno.

Considerando estos puntos, hoy en Ladera Sur comparamos distintos modelos de zapatos de aproximación y esta vez optamos por aquellos diseñados especialmente para mujeres –aunque por lo general existen los mismos modelos para hombres y tienen las mismas características–. Los modelos comparados son Firetail Evo Mid GTX de Salewa, Ultra Fastpack III Mid GTX de The North Face, Nova III mid GTX de Mammut, Chocorua trail de Timberland y Targhee II mid de Keen.

Galería (3)