Ladera Sur Día Mundial de los Albatros: conoce a estas grandes y amenazadas aves marinas
Día Mundial de los Albatros: conoce a estas grandes y amenazadas aves marinas

Medio Ambiente

Día Mundial de los Albatros: conoce a estas grandes y amenazadas aves marinas

Este 19 de junio se conmemora por primera vez el Día Mundial de los Albatros, un evento organizado por el Acuerdo sobre la Conservación de Albatros y Petreles que busca concientizar respecto a los problemas de conservación que sufren estas grandes aves, varias de las cuales están amenazadas. En este día, Chile estrena la presidencia de la primera edición de este evento en la historia, debido al fuerte vínculo que comparte con los albatros: más del 50% de las especies de este grupo en el mundo se encuentran aquí. ¿Quieres conocerlos? Aquí te dejamos una nota en donde abarcaremos algunas de sus impresionantes características, además de las amenazas que tristemente han mermado su población.  

Albatros de Salvin. ©Pablo Gutiérrez Maier
Albatros de Salvin ©Pablo Gutiérrez Maier

Imagina a un ave que puede llegar a medir 3.5 metros de diámetro con las alas extendidas, vive más de 50 años y que, luego de haber dejado el nido, puede no volver a tierra firme en 4 años, ya que cuenta con la capacidad de dormir flotando en el océano, capeando las olas y las fuertes mareas. Un animal que es capaz de viajar miles de kilómetros para alimentarse, y está adaptada para nidificar en climas tan helados como los de las islas subantárticas. Es el grupo de los albatros (Diomedeidae), aves marinas que se encuentran entre las más amenazadas a nivel mundial. Dado que anida y se alimenta en lugares remotos, no es tan conocida por la ciudadanía, pese a que Chile alberga más del 50% de los albatros del planeta, con 13 especies presentes en el país. Es por esta razón que este viernes 19 de junio Chile es el país encargado de encabezar la primera celebración en la historia del Día Mundial de los Albatros.

Albatros ceja negra. ©Pablo Gutiérrez Maier
Albatros ceja negra ©Pablo Gutiérrez Maier

“Estamos muy contentos de que Chile sea el primer país en impulsar el Día Mundial de los Albatros. La diversidad de especies que transitan por nuestro país, y que nos conecta con otros, nos compromete como Ministerio del Medio Ambiente y como país a conservar y proteger las áreas en donde descansan, se alimentan y nidifican, a través de políticas públicas a nivel interinstitucional que ya hemos comenzado a implementar”, afirmó la Ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt.

“El hecho de que celebremos este día es gracias al Acuerdo Internacional de Conservación de Albatros y Petreles (ACAP), una organización que reúne oficialmente a 13 países, entre los que se incluye Chile, y es una respuesta ante la grave situación en la que se encuentra la conservación del albatros a nivel internacional y nacional, ya que debemos recordar que en Chile, a pesar de su gran presencia, la mayoría de ellas están amenazadas: por esto el objetivo de este evento es crear más conciencia sobre esta ave. La disminución en sus poblaciones es un efecto de nuestra poca conciencia y nuestra mala relación con el medio ambiente. Yo considero que los albatros son los centinelas de los mares, porque como buenos vigilantes, avisan del peligro, y ellos ahora nos están mostrando una situación de contaminación ambiental que ocurre a nivel global, y nos invita a actuar ahora”, indicó a Ladera Sur la directora de Proyectos de la ONG Oikonos, Verónica López, que ha dedicado parte de su carrera a la gestión para la conservación de aves marinas, y en quien recae la presidencia de este día.

El plástico: una amenaza para el albatros a nivel global

Pareja de albatros. ©Marcelo Flores
Pareja de albatros ©Marcelo Flores

Si bien existen múltiples factores que inciden en la desaparición del albatros, una de ellas es común a todas las especies y está muy ligada a su condición de ave marina: la contaminación de los mares con plástico. En el mar, los colores vistosos de los envases de productos que consumimos, producen una confusión en esta ave, que considera estos elementos como un tipo de alimento. “Por ejemplo, la tapa roja de una botella puede hacerlo pensar que es un pulpo o un calamar, debido a que estos animales pueden tener esas coloraciones. Esto hace que las recojan, e incluso se lo den a sus pollos, lo que puede significar que estos no adquieran ningún beneficio alimenticio y terminen falleciendo por desnutrición”, explicó a este medio Pablo Gutiérrez, quien lleva cinco años siendo investigador de la Red de Observadores de Aves de Chile (ROC).

Albatros Ceja negra y cría en Seno Almirantazgo. ©Jorge Vidal
Albatros Ceja negra y cría en Seno Almirantazgo ©Jorge Vidal

Según el investigador, muchas veces ha ocurrido que al llevarse a cabo una necropsia a los cuerpos de estos animales, para estudiar las causas de su muerte, en sus estómagos se ha visto que están llenos de plástico, o a veces el esófago presenta algún trozo de este material que obstruyó el paso del alimento.

Albatros Ceja negra y cría en Seno Almirantazgo. ©Jorge Vidal
Albatros Ceja negra y cría en Seno Almirantazgo ©Jorge Vidal

“Y al problema del plástico, hay que sumarle otro gran problema, que se encuentra la pesca industrial de tipo palangre, que son unas especies de boyas que tiran al agua con anzuelos e incluyen carnadas. Los albatros en su mayoría se alimentan de calamares, peces, crustáceos y pulpos, y en la pesca, generalmente se ocupan de carnada estos animales. Los albatros lo ven como una presa fácil, y muchas veces logran sacar la carnada sin engancharse, pero muchas otras veces mueren porque quedan enganchados en los anzuelos”, comentó Gutiérrez.

El investigador de la ROC comenta que otra de las causas que ha mermado su población está relacionada con la llegada del humano a las islas donde habita, quienes trajeron consigo perros, gatos, ratones e incluso hormigas, y estas especies introducidas han mermado el número de polluelos y huevos. Debido a que esta especie nidifica casi siempre en islotes en alta mar, muy ajenos de cualquier otra población animal o de humanos, habría evolucionado sin la presencia de depredadores, y al hacer su nido no tomaría muchas precauciones: lo hacen al aire libre y ponen tan sólo un huevo, cuya cría resulta muy vulnerable, ya que no ha desarrollado ninguna defensa.

Pareja de albatros de Ceja Negra Seno Almirantazgo. ©Jorge Vidal
Pareja de albatros de Ceja Negra Seno Almirantazgo. ©Jorge Vidal

“Existen imágenes que muestran a un pollo de gran tamaño siendo devorado por un ratón. Es por esto que los planes de conservación del albatros en otros países como Nueva Zelanda, muchas veces contemplan planes de erradicación de estas especies invasoras, un paso que sin duda debe ser seguido por los planes contemplados en nuestro país”, agregó Gutiérrez. Además, es importante destacar que los  albatros se reproducen cuando ya han cumplido muchos años, más o menos entre 7 y 10, por lo que la desaparición de un polluelo puede significar mucho tiempo sin una nueva cría.

Un ave marina muy ligada a Chile, pero desconocida

Albatros de Salvin. ©Pablo Gutiérrez Maier
Albatros de Salvin ©Pablo Gutiérrez Maier

Los albatros se distribuyen por casi toda la extensión del océano Antártico, el océano Atlántico Sur y el océano Pacífico, siendo este último muy atractivo para su alimentación y nidificación. “La razón de porqué hay tantos albatros en Chile es principalmente por la corriente de Humboldt, ya que esta presenta una gran riqueza de nutrientes y de especies que le sirven de alimento. Generalmente estas aves vienen en época no reproductiva a alimentarse y algunas se mantienen gran parte del año en aguas chilenas. Además, el albatros está muy presente en Chile debido a la gran cantidad de islas e islotes poco habitados con los que contamos, principalmente en el extremo sur”, explicó Gutiérrez.

Albatros ceja negra. ©Pablo Gutiérrez Maier (1)
Albatros ceja negra ©Pablo Gutiérrez Maier

Respecto a cuál es el número de especies de albatros que se encuentran en nuestro país, aún no existe un consenso absoluto a nivel científico y la cuestión resulta una materia de constante debate: esto principalmente por que a nivel taxonómico, aún no se define un número, el cual varía entre 15 a 22. Pero a pesar de esto, si se ha acordado que al menos 10 especies cuentan con presencia en el territorio nacional, entre los cuales 7 son de presencia recurrente: el Ceja Negra, Cabeza gris, De Salvin, Real, De Manto Claro, Errante y de Buller.  Eso sí, a pesar de que nuestro país alberga uno de los mayores porcentajes de presencia este ave, la gente no suele conocerlos.

Colonia de albatros, Seno Almirantazgo. ©Jorge Vidal
Colonia de albatros, Seno Almirantazgo. ©Jorge Vidal

“El problema es que difícilmente pueden ser vistos desde la costa, siendo tan sólo Magallanes uno de los únicos lugares en que esto puede ocurrir. En todas las otras regiones de Chile, para observar un albatros alimentándose se requiere llegar a altamar, internándose en un bote al menos una hora en dirección mar adentro”, agregó Gutiérrez.

En Chile, dentro de las especies que son catalogadas como recurrentes, hay dos especies que nidifican, que son el albatros de ceja negra y el de cabeza gris. El ceja negra es el más común a nivel mundial, y Chile alberga un quinto de la población total, porque esta ave nidifica en un gran número de islas al sur del continente, aunque eso no quita que se encuentra catalogado como una especie en peligro. Sin embargo, desde la ROC comentan que en los últimos años su población se ha podido recuperar a nivel general, debido a los cambios que se han producido en los métodos de pesca para evitar que queden atrapados en las redes y los anzuelos. En Chile además albergamos cerca del 20% de la población reproductora, concentrándose sus zonas de nidificación principalmente en las islas del extremo sur, como Ildefonso, Diego de Almagro, islote Evangelista, islote Albatros e islote Leonard.

Albatros Real. ©Pablo Gutiérrez Maier
Albatros Real. ©Pablo Gutiérrez Maier

Por otro lado, el segundo albatros que nidifica en Chile es el de cabeza Gris, que se encuentra en una categoría de conservación global de peligro, y a nivel nacional está casi amenazado. “En Chile hay 18 mil parejas de casi 100 mil a nivel mundial, lo que demuestra que este es un lugar importante en cuanto a conservación de esta especie. No se puede ver en todo Chile, ya que se mueve principalmente en las aguas del sur, tanto en Aysén como en Magallanes. Aunque también  puede aparecer de manera errática en otros lugares como Valparaíso”, agregó el investigador de la Red de Observadores de Aves.

Colonia de albatros Seno Almirantazgo. ©Jorge Vidal
Colonia de albatros Seno Almirantazgo. ©Jorge Vidal

Un día destinado a cuidar a esta grandiosa ave marina

Albatros de ceja negra. ©Pablo Gutiérrez Maier
Albatros de ceja negra. ©Pablo Gutiérrez Maier

Este 19 de junio resulta un día crucial para la protección del albatros, y así también lo han entendido el Ministerio de Medio Ambiente junto a la ONG Oikonos y múltiples otras instituciones, quienes con el hashtag #ConoceALosAlbatros se encuentran apoyando y organizando una gran cantidad de actividades de concientización.

“La disminución del albatros nos habla de lo que pasa debajo de él, en el mar, y nos invita a realizar en este día acciones individuales puedan generar el cambio que se requiere para descontaminarlo, ya que cada uno debe asumir un rol para lograr un planeta más sostenible, como dejar de ser un consumidor de plásticos de un solo uso. La necesidad de articular y coordinar múltiples esfuerzos de conservación es fundamental, ya que al generar acciones que los protejan, cuidamos nuestro bienestar y el de la naturaleza, estamos todos conectados”, concluyó Verónica López, Presidenta del Día Mundial del Albatros.