Ladera Sur Descubriendo las especies vegetales invasoras que le dan color a la Isla de Pascua
Descubriendo las especies vegetales invasoras que le dan color a la Isla de Pascua

Naturaleza

Descubriendo las especies vegetales invasoras que le dan color a la Isla de Pascua

Las especies vegetales que actualmente habitan en la Isla de Pascua son el resultado de un largo proceso de selección entre la flora nativa del lugar y la llegada de otras especies foráneas. Nuestro colaborador Francisco Croxatto quiso averiguar sobre el origen de la flora pascuense y las transformaciones que ha sufrido el paisaje en este lugar.

Poca claridad existe sobre el pasado botánico de Isla de Pascua. Al visitarla y comprobar que el 90% de su superficie corresponde a una sabana de abundantes pastizales, surge la duda de cuál será la historia del paisaje natural de la isla. ¿Fue siempre así? ¿Su estado natural es producto de la depredación de sus habitantes? ¿Hubo algún desastre ecológico externo? son algunas de las interrogantes.

Al preguntar entre su gente, y confiando en el poder de la tradición oral, se obtienen algunas respuestas. Se relata que los primeros exploradores que colonizaron Rapa Nui en el siglo V, y que venían desde otras islas de la Polinesia, habrían traído consigo las principales especies de las cuales se abastecieron, ya que al parecer la isla no contaba con una diversidad de flora ni menos una cobertura vegetal apropiada para obtener materia prima alguna ni alimento propiamente tal. Pero al parecer no siempre fue así. Estudios paleobotánicos y arqueológicos recientes señalan que la isla haría sufrido grandes cambios  tanto en la diversidad de su flora como en su distribución, refiriéndose incluso a la existencia de  grandes asociaciones boscosas en torno a los principales volcanes.  Pero estas modificaciones habrían sucedido varios miles de años antes de la llegada de los colonizadores, y su desaparición se habría debido principalmente a cambios climáticos.

Estrato herbáceo que cubre la isla. Las formaciones arbóreas o cultivos cubren el 5% de la superficie total de la isla. ©Francisco Croxatto
Estrato herbáceo que cubre la isla. Las formaciones arbóreas o cultivos cubren el 5% de la superficie total de la isla. ©Francisco Croxatto

A pesar de su acontecida historia natural, el mayor cambio en este ámbito ocurrió producto de la colonización de la isla, en donde el pueblo Rapa Nui adaptó el territorio para su supervivencia, cultivando diversas especies sobre un petrificado territorio de volcanes, lava y cavernas, y desarrollando incluso sistemas como los “Manavai” –corrales de piedra que mantenían la humedad en los poros de la roca volcánica– para cultivar algunas especies mas susceptibles. Sin embargo, este largo proceso de cultivo y adaptación llegó a su límite, suceso que hoy sigue siendo investigado y que supone un desastre ecológico producto de la depredación de la isla por parte de sus  propios habitantes, y con ello una serie de consecuencias desastrosas: hambre, descenso demográfico y hasta canibalismo. Esta postura, liderada por los investigadores norteamericanos Paul Bahn y John Flenley, ha sido usada como una alegoría de lo que estaría viviendo el planeta en estos tiempos. Pero no es la única teoría al respecto. Una línea de pensamiento que rebate la anterior plantea que el desastre ecológico se habría producido por el contacto con europeos, quienes habrían introducido nuevas especies vegetales a la isla, además del ganado ovino, lo cual habría precipitado la extinción de la poca flora que quedaba, junto con las nuevas enfermedades y la esclavitud que azotaron a la población.

Manavai. Sector Aka Hanga. ©Francisco Croxatto
Manavai. Sector Aka Hanga. ©Francisco Croxatto
Manavai. Sector Ahu Tepeu. ©Francisco Croxatto
Manavai. Sector Ahu Tepeu. ©Francisco Croxatto

El misterio que ha rodeado siempre a la isla y su pueblo, se expande también a la historia de su paisaje. Lo único que se sabe con certeza es que el proceso de transformaciones en esta tierra de volcanes tiene mucho para mostrar hoy, tanto en los extensos pastizales, como en sus bosques, playas, cuevas y humedales. Destaca la singular combinación de flores en un ambiente que parece homogéneo en su composición.

El jardín botánico de Hanga Roa es un buen lugar para encontrar pistas de las especies vegetales que pueden observarse en la isla, ya que su equipo ha hecho una gran labor recolectando las particulares especies que han venido desde distintos lugares del mundo y que se han adaptado al bondadoso clima de la isla, ayudando así a reconstruir la historia natural del lugar.

A continuación les dejo una selección de las plantas y flores más atractivas que tienen orígenes en diversos sectores del mundo y actualmente habitan en la isla. Seguramente encontrarás mas de alguna de ellas en el collar de flores que te entregarán para recibirte a tu llegada!

Allamanda blanchetii, proveniente de Brasil. ©Francisco Croxatto
Allamanda blanchetii, proveniente de Brasil. ©Francisco Croxatto