Ladera Sur Descubriendo a los zorros que habitan en Chile
Descubriendo a los zorros que habitan en Chile

Descubriendo a los zorros que habitan en Chile

¿Sabías que en Chile habitan tres tipos de zorros y que uno de ellos es considerado como uno de los zorros más pequeños del mundo? En Ladera Sur elaboramos una pequeña descripción de estos zorros, en la que te explicamos lo más importante de cada una de estas especies.

 

Normalmente se divisan a lo lejos, siempre con su cola peluda como marca de identificación. Y en Chile solo hay tres opciones: puede ser o un zorro culpeo, un zorro chilla o un zorro chilote, porque esas son las únicas especies que habitan en nuestro país. ¿Algo que tengan en común? Todos son solitarios, pero arman pequeñas manadas al momento de reproducirse. El resto te lo contamos a continuación:

Zorro culpeo (Lycalopex culpaeus)

Este cánido de pelaje gris en dorso, rojizo en sus patas traseras y amarillento en el resto, con una cola de punta negra, es el segundo cánido más grande de Sudamérica. Puede llegar a medir entre 80  a 120 cms de largo, incluyendo su cola, y a pesar hasta 12 kilos.

©Nicolás Lagos
©Nicolás Lagos

Solitario y nocturno, el zorro culpeo –también conocido como zorro colorado o zorro rojo-, es nativo del lado oeste de Sudamérica, desde Ecuador a Perú, hasta las regiones al sur de la Patagonia y Tierra del Fuego. No está en ninguna otra parte del mundo.

Particularmente en Chile, según datos del Ministerio del Medio Ambiente, habita desde la Región de Arica y Parinacota hasta la Región de Magallanes y la Antártica Chilena. Pero él elige donde quedarse, mientras esté en las laderas al lado oeste de los Andes. Puede ser en campos abiertos y bosques templados –caducifolios- porque éstos son ideales para descansar y esconderse, mientras que el campo abierto sirve para la caza. Lo importante es que ellos eligen lugares donde puedan hacer sus madrigueras, que puede ser en matorrales, estepas, orillas de arroyos o arbustos bajos y densos, en especial de ñirre.

Son llamados depredadores oportunistas, alimentándose de lo que se les cruce por el camino. Comen frutas –calafates y chauras-, además de presas de mamíferos –roedores, liebres, aves, guanacos juveniles o corderos recién nacidos-, lagartijas y huevos.

Su época de reproducción, y cuando dejan de lado su soledad, es a finales de verano. Una vez que se reproducen, las familias pasan juntas cinco meses. Buscan guarida, cazan y se esconden. La hembra tiene su gestación por dos meses y luego que nacen los cachorros los padres protegen la guarida. Cuando las crías cumplen dos meses, siguen a sus padres y aprenden a cazar. Pero a fines de diciembre la familia se separa y cada uno toma su rumbo. Vuelven a la soledad.

©Adolfo/ Flickr
©Adolfo/ Flickr

Su principal amenaza es el humano gracias a la caza. Como los zorros culpeo tienden a alimentarse de ganado joven, los dueños del ganado los han cazado o han entrenado perros para hacerlo. Además, se ha cazado a lo largo de los años para obtener su piel. Sin embargo, aunque esto reduce sus poblaciones, son capaces de recuperarse rápidamente.

Es por esto que el zorro culpeo es considerado, según el Reglamento de Clasificación de Especies silvestres (RCE) como con preocupación menor. Es decir, que no está amenazada.

©Gandalfblanco /Flickr
©Gandalfblanco /Flickr

Sin embargo, hay una subespecie que sí está considerado como vulnerable según el mismo criterio. Se trata del zorro culpeo fueguino o el zorro culpeo de Tierra del Fuego (Lycalopex culpaeus lycoides). Esta es una subespecie endémica y escasa que habita en Tierra del Fuego y en algunas islas más australes de Chile, encontrándose en algunos sectores del bosque y del litoral costero.Es es el cánido más grande Chile, alcanzando 1,4 metros de largo desde su cabeza a la cola y pesa 13 kilos.

Otras subespecies son el Lycalopex culpaeus andinus, Lycalopex culpaeus culpaeus y el Lycalopex culpaeus magallenicus. 

Zorro chilla (Lycalopex griseus)

Este cánido tiene un pelaje de color más grisáceo, y sus piernas tienen pelos café pálido con franjas oscuras o blanquecinas. Su hocico es más gris oscuro y su mandíbula negra. Sin embargo, algo característico es su cola, siendo muy pomposa y con pelos cafés pálidos con negro. ¿Qué lo diferencia de otros zorros? Tiene una mancha oscura en los muslos, muy característica de esta especie, además de orejas grandes.

Es más pequeño que el zorro culpeo, llegando a un tamaño corporal de 40 a 60 cm, a lo que se le suma su cola que mide entre 30 y 36 cm. Puede llegar a pesar máximo 6 kg.

El zorro chilla –también conocido como zorro gris- también es nocturno y solitario, aunque se le puede ver durante el día. Está catalogado como nativo yse distribuye en Argentina y Chile, posiblemente también en el sur de Perú. Específicamente en Chile hay poblaciones desde la Región de Arica y Parinacota y la Región de Magallanes y la Antártica Chilena, según el Ministerio del Medio Ambiente.

©Pia Vergara
©Pia Vergara

Prefiere los ambientes de estepa, desérticos y matorrales abiertos. También habita en sectores costeros. Sin embargo, prefieren arbustos pequeños y quebradas. En el sur, el zorro chilla prefiere zonas abiertas y estepas de coirón y ñirres.

Al igual que el zorro culpeo, es un depredador oportunista si hablamos de su alimentación. Come pequeños roedores, conejos, aves, reptiles, huevos de pájaros, insectos y la carroña que encuentre. Eso sí, su dieta depende de la época del año. En la zona norte prefieren lagartijas y roedores como el ratón chinchilla. En la zona sur, invertebrados y liebres. En la Patagonia carroña de ungulados. De hecho, su olfato muy agudo lo ayuda a descubrir y robar las presas escondidas del Puma concolor.

©Daniela Parra
©Daniela Parra

Si bien normalmente son solitarios, cuando están en periodo reproductivo actúan en familia. A fines de invierno y principios de la primavera se forma la pareja anual. La hembra cava la madriguera, en la que pasa un período de gestación de dos meses. La pareja de macho y hembra mantienen un ámbito de hogar por un año, sin relacionarse con otras parejas chillas. Pueden llegar a nacer entre 2 a 4 cachorros. La hembra se queda en la madriguera y el macho los alimenta.

Las amenazas del zorro chilla son muy parecidas a las del zorro culpeo, y se relacionan con la caza y la contaminación. Si bien hace muchos años la principal amenaza era la caza comercial, ahora no es así gracias a la Ley de Caza. Sin embargo, la caza porque estos animales comen pequeños ganados, a través de perros domésticos es común.

©Jean Paul de la Harpe
©Jean Paul de la Harpe

Sin embargo, esto no ha afectado considerablemente su distribución y abundancia, por lo que según los criterios de la UICN esta especie no podría ser considerada como amenazada. Por esto mismo está catalogada como en preocupación menor.

En Chile se pueden ver 3 subespecies: el Lycalopex griseus griseus, Lycalopex griseus domeykoanus y Lycalopex griseus maullinicus.

El zorro chilote (Lycalopex fulvipes)

Es un cánido endémico de Chile que apenas alcanza entre 48 y 60 cm, llegando a pesar desde 2 a 4 kg. Es por esto que se le considera uno de los zorros más pequeños del mundo. Es alargado, pero robusto, con un hocico alargado y estrecho, frente redondeadas y patas cortas. El color de su pelaje es más oscuros que el resto de los zorros, variando de gris oscuro a negro. Además, tiene manchas de color rojo en sus orejas y patas, junto con un pelaje color blanco en la mandíbula.

Al igual que los otros dos zorros que habitan en Chile, es nocturno y solitario. Es más, hubo un tiempo que fue considerado como una subespecie del zorro chilla. Se distribuye únicamente, según el Ministerio del Medio Ambiente, en las regiones de Bío Bío, La Araucanía y Los Lagos. Vive específicamente en los bosques templados del sur, con subpoblaciones separadas. Sin embargo, el 90% de su población habita en la isla grande de Chiloé.

©Fernando Bórquez Bórquez
©Fernando Bórquez Bórquez

Se alimenta de pequeños marsupiales, mamíferos o frutos silvestres. También puede atacar algunas gallinas, pero no es principalmente un depredador. Esto ha generado que sea una animal muy cazado por los dueños de los pequeños predios de ganado. Sobretodo porque tienden a ser vistos cerca de estos lugares porque cohabita en espacios suburbanos y urbanos, asociándose mucho con animales domésticos o de granja.

El único momento en que se escapan de su actuar solitario es durante los meses de invierno, cuando empieza su época de apareamiento. El periodo de gestación de la hembra es de dos meses y puede tener hasta 5 crías. Durante ese tiempo, ambos padres están junto a sus crías y en diciembre las crías abandonan la madriguera.

Actualmente existen sólo 700 ejemplares que se ven constantemente amenazados por la degradación de su hábitat y su caza. Pero también, algunos turistas han alimentado a los zorros en Parque Nacional Nahuelbuta, lo que ha provocado que se acerquen más a estacionamientos y sean atropellados, o también hay registros de personas que se llevan ejemplares vivos. Cabe recordar que no es una especie temerosa del ser humano. Además, su interacción con perros domésticos sueltos puede resultar en el contagio de enfermedades.

Es por esto mismo, y por su distribución muy fragmentada, que el zorro chilote está catalogado como en peligro de extinción, según los datos de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Sin embargo, es una especie protegida dentro de las áreas de los Parques Nacionales Nahuelbuta y Chiloé. Más allá de eso no hay medidas de protección a nivel gubernamental. Además, existen proyectos privados como el “Programa de Educación Ambiental Tantauco” y “Ecología del zorro chilote en el Parque Tantauco” que buscan sensibilizar a la población sobre la protección del zorro chilote.

Galería (6)

Noticias relacionadas

Productos relacionados