Ladera Sur De Cuba a Chile, pasando por Argentina, Brasil y Venezuela: Conoce 5 plantas carnívoras latinoamericanas
De Cuba a Chile, pasando por Argentina, Brasil y Venezuela: Conoce 5 plantas carnívoras latinoamericanas

Naturaleza

De Cuba a Chile, pasando por Argentina, Brasil y Venezuela: Conoce 5 plantas carnívoras latinoamericanas

Las plantas denominadas carnívoras —o también llamadas insectívoras— no se alimentan carne, pero son aquellas que digieren insectos como un mecanismo para abastecerse de nutrientes. A estas plantas les gustan la humedad y el agua pura, y suelen estar más presentes en lugares como turberas, suelos calizos y pantanos, que son lugares consideramos óptimos para su desarrollo. Algunas se adaptan a selvas y montañas, conviviendo con bromelias, orquídeas y otras plantas epifitas. Sus presas son atraídas por medio de mecanismos o trampas que cada especie utiliza para atraparlas. Algunas, como las droseras, usan pelos con ‘pegamento’ al cual pequeños insectos como hormigas o moscas quedan adheridos y luego son digeridos. Otras, como las heliamphoras, emplean olores para atraer a insectos que caen en sus jarrones y luego son consumidos por acción de sus jugos digestivos. Acá te mostramos una lista de 5 plantas carnívoras latinoamericanas.

1. Drosera Uniflora:

Posee glándulas en sus hojas, que secretan un mucílago pegajoso para capturar y retener presas de insectos. Crédito: Enciclopedia de la Flora Chilena.
Posee glándulas en sus hojas, que secretan un mucílago pegajoso para capturar y retener presas de insectos. Crédito: Enciclopedia de la Flora Chilena.

Son también conocidas como “rocío del sol”. Esta planta vive en suelos pobres en nutrientes y se alimenta de insectos para complementar sus requerimientos nutricionales.​ A diferencia de la mayor parte del género drosera, esta puede tener sus raíces en el agua, y puede encontrarse en pantanos, páramos o zonas con mucha agua que carecen de nitrógeno y fósforo orgánico, nutrientes que recibe de los insectos que captura y digiere. Es nativa del sur de Argentina, Chile y las Islas Malvinas. Se asocia a las tundras magallánicas o campanas magallánicas (formaciones vegetacionales de plantas pequeñas y de baja estatura).

2. Pinguicula Antartica

Se le llama también flor solitaria y sólo en verano se abren sus cinco pétalos. Crédito: Project Noah.
Se le llama también ‘flor solitaria’ y sólo en verano se abren sus cinco pétalos. Crédito: Project Noah.

Es también conocida con los nombres de ‘violetilla de los pantanos‘. Posee hojas simples de color amarillo verdoso. Alcanza entre cinco y diez centímetros de alto, y sus hojas son viscosas. Le llaman también flor solitaria y solo en verano abre sus pétalos. Se distribuye en Argentina en las provincias de Tierra del Fuego, Santa Cruz, Río Negro y Neuquén.

3. Heliamphora:

Un ejemplar de heliamphora, mostrando sus hojas en forma tubular, que sirven también de trampa a insectos. Crédito: Guía de Jardinería.
Un ejemplar de heliamphora, mostrando sus hojas en forma tubular, que sirven también de trampa a insectos. Crédito: Guía de Jardinería.

Su nombre proviene del griego helos (pantano) y amphoreus (ánfora) para describir sus hojas que se pliegan de forma tubular, como un jarrón. Son plantas endémicas de Venezuela y la parte norte de Brasil. Son plantas carnívoras que han desarrollado mecanismos para atraer, capturar y matar insectos. Algunas especies producen sus propias enzimas proteolíticas que le permiten digerir su presa sin la ayuda de bacterias simbióticas.

4. Passiflora Foetida:

La pasiflora foetida crece en las márgenes de forestas húmedas, a lo largo de costas y cursos de agua, pendientes rocosas hasta los 1.000 m de altitud. Crédito: Mónaco Nature Encyclopedia.
La pasiflora foetida crece en las márgenes de forestas húmedas, a lo largo de costas y cursos de agua, pendientes rocosas hasta los 1.000 m de altitud. Crédito: Mónaco Nature Encyclopedia.

El nombre del género es la combinación de los términos latinos “passio” (pasión) y “floris” (flor) con referencia a la estructura de la flor, en la que los conquistadores españoles vieron los instrumentos de la pasión de Cristo. El nombre lo completa el vocablo “foetidus” (fétido) por el mal olor de sus hojas. Esta planta es también conocida como mburucuyá fétidomaracuyá silvestre o parcha silvestre, es una especie de trepadora de fruto comestible. Se encuentra en la parte norte de Suramérica y las Antillas. En Cuba se llama pasionaria vejigosa. Todas las partes de la planta contienen sustancias tóxicas, con excepción de los frutos maduros, en concentraciones que pueden provocar en algunos casos la muerte de cabras y otros animales. Sus hojas son usadas en la medicina tradicional para tratar distintas patologías.

5. Genlisea lobata

Algunas de estas plantas no tienen raíces, y, según el género, pueden también tener hojas bajo la tierra. Crédito: Dennis Barthel.
Algunas de estas plantas no tienen raíces, y, según el género, pueden también tener hojas bajo la tierra. Crédito: Dennis Barthel.

Son las únicas plantas especializadas en protozoos a los que atraen de forma química. Son plantas terrestres o semi-acuáticas. Carecen de raíces. Consisten en un solo tallo con una pequeña roseta basal de hojas.  Tienen varias a muchas flores en un tallo fino, formando inflorescencias. Son de color amarillo o púrpura. Captura a sus presas atrayéndolas y capturándolas con vellos o filamentos. La presa ingresa de forma independiente a las trampa y luego se mueve en ellas guiada por hileras de pelos que actúan como ‘trinquetes’ impidiendo el retorno.

 

Referencias:
-Bartosz J. Płachno , Katarzyna Adamus , Jadwiga Faber & Jan Kozłowski (2005). Feeding behaviour of carnivorous Genlisea plants in the laboratory, Acta Botanica Gallica, 152:2, 159-164.
-Puccio, Pietro. Pasiflora Foetida. Monaco Nature Encyclopedia.
-Drosera Uniflora. Chile Bosque. [En línea: Drosera Uniflora]
-Villagrán, C. 2002. Flora y vegetación del Parque Nacional Chiloé: Guía de Excursión Botánica por la Cordillera de Piuché. Corporación Nacional Forestal. Puerto Montt, Chile. 50 pp.

 

Galería (5)