Ladera Sur Consejos para tomar las mejores fotografías de fauna este verano
Consejos para tomar las mejores fotografías de fauna este verano

Naturaleza

Consejos para tomar las mejores fotografías de fauna este verano

Qué cámaras son las más adecuadas, cuál es el equipo imprescindible y qué hacer cuando la luz no es la ideal, todo esto y más podrás encontrarlo en estos consejos que nos comparte Rodrigo Moraga, destacado fotógrafo nacional y uno de los principales integrantes de Natphoto. ¡No te lo pierdas!

Para todos aquellos amantes de la fotografía y la fauna silvestre que durante este verano quieran perfeccionar sus técnicas de fotografía en terreno, en LS conversamos con Rodrigo Moraga, uno de los principales fotógrafos de Natphoto quien nos entregó varios consejos para tomar las mejores fotografías de fauna en Chile.

¿Cuáles son para ti los principios básicos que todo fotógrafo de fauna silvestre debería cumplir?

Para mí lo primordial es ser un amante de la naturaleza y de la fauna. Siempre he dicho que la gente que sabe y que se emociona con lo que pasa en la naturaleza, percibe y logra imágenes más espectaculares que los que lo hacen sólo para lograr un buen registro en el momento. Creo que es súper importante aprender de lo que uno está fotografiando, saber, apasionarse y nunca perder la capacidad de asombro, eso hace que un fotógrafo de naturaleza y de fauna destaque.

En lo técnico, para lo que es fauna y acción, es necesario un lente u objetivo largo ojalá de 300 mm para arriba, porque generalmente los animales van a estar lejos. Además es importante saber moverse, tener una técnica de aproximación muy lenta con mucho respeto hacia el animal y saber cómo el animal está reaccionando a tu acercamiento; nunca moverse rápido y obviamente nunca acercarse en situaciones donde la fauna puede tener algún estrés.

Martín Pescador en Chiloé ©Rodrigo Moraga
Martín Pescador en Chiloé ©Rodrigo Moraga

¿Cuál consideras que es el equipo imprescindible al momento de fotografiar animales silvestres?

  • Cámara: Una cámara rápida que tenga varios fotogramas por segundo, porque si un ave sale volando o un puma sale corriendo, entre más fotogramas logres, más posibilidades tienes de captar un momento muy especial o dramático. Otra cosa muy importante es que entre más rápido la cámara enfoque mejor. Y por supuesto baterías cargadas de repuesto.
  • Objetivo: Hoy yo opto por lo práctico.  Ando con un lente más versátil que es un zoom, entonces el zoom me da para ir de 200mm a 500mm. A veces para lograr una buena imagen hay que caminar mucho, así que no es recomendable andar con tanto peso. Y hoy hay muchas alternativas, hay lentes versátiles como un 100-400 de Canon, un 200-500 de Nikon, o hay marcas nuevas como Sigma y Tamron que te ofrecen lentes un poquito más baratos, pero con una gran variable focal.
  • Vestimenta: Siempre ojalá andar con ropa “piola” y no con muchos colores, la idea es camuflarse. También hay que ir preparado para todo: lluvia, barro, frío, etc.
  • Binoculares: son mi arma secreta cuando ando buscando fauna.
Halcón peregrino, una de las especies más difíciles de fotografiar en pleno vuelo ©Rodrigo Moraga
Halcón peregrino, una de las especies más difíciles de fotografiar en pleno vuelo ©Rodrigo Moraga

¿Qué aconsejas hacer cuando la luz no está en las condiciones más óptimas o cuando se quiere fotografiar a algún animal en el atardecer?

Para lograr congelar elementos con luz complicada, vas a necesitar una óptica bien luminosa. El problema es que son las más caras y te pueden costar hasta 7.000 – 8.000 dólares, que queda fuera del presupuesto de muchos. Pero también hoy en día las cámaras manejan muy bien el ISO, donde una foto de 1.000 ISO para arriba, incluso de 3.000 ISO o 6.400 ISO, te va a permitir llegar a velocidades más altas y que salga con un poquito de grano y no tanto como era antes.

Entonces al atardecer y al amanecer yo recomiendo eso, trabajar con los ISOS y también jugar con los efectos de barrido, paneo, efectos de movimiento y pensar también que no todo es acercarse. Sino que puedes hacer una foto gran angular con un ambiente precioso y una garza donde te da un efecto a escala de la inmensidad del lugar.

Gaviotín Sudamericano en Tierra del Fuego ©Rodrigo Moraga
Gaviotín Sudamericano en Tierra del Fuego ©Rodrigo Moraga

¿Cuáles crees que son las mayores dificultades que enfrenta un fotógrafo de fauna?

La mayor dificultad en Chile es que los animales en general son tímidos, algo normal en un país donde hay mucha cacería y poco respeto hacia la fauna.  Hay que conocer su comportamiento y saber cómo acercarse para que cuando le tomes una foto no esté preocupado o estresado. Lo segundo son las distancias y lo caro que es ir a lugares como Torres del Paine por ejemplo.

Ranita de Darwin, Carretera Austral ©Rodrigo Moraga
Ranita de Darwin, Carretera Austral ©Rodrigo Moraga

¿Qué lugares recomiendas para tomar fotografías de la fauna chilena y por qué?

Chile está lleno de lugares, podrías fotografiar casi de todo en todos lados. Va a depender de tu capacidad de encontrar cosas y qué es lo que estés buscando. Para tomarle una foto a un huemul por ejemplo hay 3 locaciones: Cerro Castillo, en Aysén; Torres del Paine en las zonas del Grey o del Pingo,  y si quieres ir a ver el huemul del norte, que es la Taruca, tienes que ir a Arica, hacia el Lauca.

Para alguien que vive en Santiago que quiere partir de lo más simple: Farellones. Hay cóndores, caranchos cordilleranos, vizcachas y mucho más.  Sólo hay que tener buen ojo, paciencia, levantarse temprano y suerte. También la Desembocadura del río Maipo, que está lleno de aves, es maravillosa.

Rodrigo cuenta que para fotografiar pumas ha tenido que esperar hasta 4, 5 horas para que los cachorros despierten o salgan de una cueva ©Rodrigo Moraga
Rodrigo cuenta que para fotografiar pumas ha tenido que esperar hasta 4, 5 horas para que los cachorros despierten o salgan de una cueva ©Rodrigo Moraga

Pero si lo que uno busca son lugares icónicos el mejor es Torres del Paine. Entre fines de noviembre y principios de diciembre, hay una cantidad de vida insólita y todo está naciendo. Hay pollos de todo, cachorros de todo; cachorros de zorro, de guanaco, polluelos de águilas. Los pumas están cazando a los chulengos. Si realmente te apasiona la fauna en su máximo esplendor este es como el África chileno.

También en el norte, la zona de Arica, Putre y todo lo que es el Lauca y San Pedro de Atacama.  Arica es quizás uno de los mejores lugares para ir a fotografiar aves en Chile, por los dos valles que tiene, el Lluta y el Azapa. Ahí encuentras variedades de picaflores que no están en ningún otro lado de Chile.

Y uno de los lugares que a mí me encanta es Chañaral de Aceituno y Punta de Choros por los mamíferos marinos. Tienes ballenas azules, ballenas jorobadas, ballenas fin, delfines nariz de botella, lobo común, lobo fino austral, nutrias de mar, aparte de todas las aves; es impresionante, un tremendo lugar.

Delfín oscuro en Chañaral de Aceituno ©Rodrigo Moraga
Delfín oscuro en Chañaral de Aceituno ©Rodrigo Moraga

Finalmente ¿qué es lo que no hay que olvidar nunca?

Yo lo que siempre recomiendo es estar siempre con el equipo prendido listo para tomar fotos y con la configuración que crees que es la mejor para lo que vas a hacer. También tener la cámara configurada a lo más rápido posible (ráfaga, enfoque, etc.) y siempre pensar en puntos de vistas distintos. Tirarse a suelo es clave; buscar ángulos que logren impactar y darle mucha fuerza al sujeto.

Aunque lo más importante es la paciencia, ya que a veces hay que esperar varias horas para la fotografía que uno quiere. Para mí, el fotógrafo que más espera, es el fotógrafo que más retribuciones tiene.

Garzas Chicas ©Rodrigo Moraga
Garzas Chicas ©Rodrigo Moraga