Caldera es un puerto minero, pesquero y agrícola ubicado a 75 kilómetros de la ciudad de Copiapó, la capital de la Región de Atacama. Es una ciudad pintoresca y llena de gentileza, que alberga en su bahía las playas más bonitas de Chile, y a su vez, atesora un sinfín de historia y patrimonio.

Puerto de Caldera. Créditos: ©Tamara Nuñez
Puerto de Caldera. Créditos: ©Tamara Nuñez

Caldera es una comuna muy antigua que acaba de cumplir su aniversario número 167. Fue fundada el 21 de septiembre de 1850, en el gobierno del presidente de la República Manuel Bulnes, debido a la necesidad de contar con un puerto de embarque para la producción de minerales que provenían de las minas de plata de Chañarcillo y Tres Puntas. Chañarcillo era el tercer yacimiento de plata más grande de América, y tal era su importancia y su riqueza, que atrajo a miles de trabajadores a vivir las inclemencias del desierto, lo que se conoció dentro de la historia como la Fiebre de la Plata en Chile.

Su riqueza fue tal, que la que en un inicio era la pequeña caleta de Caldera, rápidamente paso a convertirse en uno de los puertos más importantes y tecnológicos a nivel nacional, y no solo eso, sino que también financió todas las grandes obras del Estado de Chile durante medio siglo.

Playa Mansa, Caldera. Créditos: ©Tamara Nuñez
Playa Mansa, Caldera. Créditos: ©Tamara Nuñez

Como señala Bernardo Tornini, historiador oriundo de Caldera y director del Museo y Centro Cultural Casa Tornini: “En realidad, Caldera se construye por una necesidad estratégica. En el año 1831 se descubre el mineral de plata de Chañarcillo, que está más o menos a unos 140 kilómetros al sureste de Caldera. Este mineral de plata de Chañarcillo fue muy famoso -aunque actualmente es desconocido- porque con él pagamos la deuda externa de Chile cuando nos constituimos como república, y porque casi durante 50 años todas las grandes obras de infraestructura a nivel nacional fueron financiadas desde Chañarcillo. Este mineral de plata va a ser un círculo virtuoso en el sentido que llega capital y una gran cantidad de trabajadores a la región, y ahí comienza a formarse la tradición del trabajo minero. Nosotros en Atacama tenemos una vocación minera total”.

Por su parte, Francisca Ibáñez, oriunda atacameña y guía turística freelance de la región, agrega: “Para cuando se empieza a hacer la movilización de mineral  también se genera un movimiento de gente y de pasajeros desde caldera hacia monte amargo, lo cual significó mucho flujo económico y de personas en la comuna caldera, que lo hizo crecer mucho en sus primeros años de existencia”.

Pero el desarrollo de Caldera no se debe únicamente al gran número de personas que llegó a sus costas motivadas por el dinero y la promesa de una vida mejor, sino que también se debió a grandes personajes que generaron valiosos aportes y quedaron grabados en la historia de la región. Uno de ellos fue Guillermo Wheelwright, un navegante y empresario estadounidense, que en 1835 operaba por las costas de Chile y que posteriormente, sería el creador del primer ferrocarril de Chile, el cual también era uno de los más grandes y tecnológicos de Sudamérica.

Museo Casa Tornini. Casa patrimonial construida en 1875 en Caldera. Créditos: ©Tamara Nuñez
Museo Casa Tornini. Casa patrimonial construida en 1875 en Caldera. Créditos: ©Tamara Nuñez

La llegada del ferrocarril a Chile marca un antes y un después en la historia nacional, y es que esta locomotora que recorría el corto pero significativo camino entre Caldera y Copiapó no solo transportaba minerales, sino que también comenzó un tráfico constante de pasajeros entre Caldera y Copiapó, que si bien no era muy elevado, no tardó en darle un nuevo impulso al naciente puerto, comenzando a fructificar las labores comerciales, convirtiendo a Caldera en una ciudad con todos los adelantos propios de la época.

“Wheelwright, al tener el financiamiento de los empresarios de Chañarcillo, va a tener un montón de capital para traer locomotoras de Estados Unidos, sistemas de rieles de Inglaterra, varios ingenieros alemanes -que eran los más calificados- y un poco más tardíamente llegan los italianos a hacer comercio y logística. Entonces se construye en Caldera un polo de desarrollo tremendo. Por eso decimos sin temor a equivocarnos que todo el proceso industrial de Chile parte con este primer Gran Ferrocarril sudamericano, que no solamente era para transporte de carga, sino que también de pasajeros y aljibe para contar con agua de mejor calidad. De hecho, hasta el día de hoy, para las vacaciones de invierno, el municipio de Caldera hace una jornada que dura varios días donde el pueblo se viste rememorando el momento de la primera salida de la locomotora, se hacen varias fiestas costumbristas y la gente se viste de época, y eso es súper interesante porque se mantienen las tradiciones y se recuerda una parte importante de nuestra historia”, agrega Bernardo Tornini.

Artículo relacionado
Un viaje con sentido en lo profundo de Costa Rica
Moai de la ciudad de Caldera. Este Moai fue regalado por el pueblo de Rapa Nui a Caldera en 1981. Esto dedibo a que el balneareo se encuentra justo al frente de la isla. Créditos: ©Tamara Nuñez
Moai de la ciudad de Caldera. Este Moai fue regalado por el pueblo de Rapa Nui a Caldera en 1981. Esto dedibo a que el balneareo se encuentra justo al frente de la isla. Créditos: ©Tamara Nuñez

Pero este no es el único evento histórico del que Caldera ha sido partícipe, sino que desde su fundación, Cadera y la Región de Atacama en general va a ser un eje político importante. La segunda mitad del siglo XIX en Chile estuvo marcada por una seguidilla de revoluciones y enfrentamientos entre el partido conservador y el partido liberal, que trajo consigo un montón de cambios para el naciente Estado de Chile, incluidas crisis económicas, políticas y sociales.

Y en este contexto, la crisis económica de 1858 trajo consecuencias inevitables. A principios de 1859, en Copiapó, centro de la riqueza minera de la época, se produjo un levantamiento revolucionario acaudillado por el rico empresario minero Pedro León Gallo, secundado por los hermanos Guillermo y Manuel Antonio Matta. Este levantamiento a la brevedad ganó detractores al ser un movimiento notoriamente anticlerical, por lo que fue rápidamente sofocado. Vale decir, igualmente, que el primer cementerio laico de Chile también fue construido en Caldera, por lo que esta ciudad tenía un gran componente anticlerical que no se condecía con el pensamiento conservador de la época.

No obstante, sobre la simiente diseminada por Gallo, surgió el Partido Radical, que agrupó al liberalismo radicalizado, a los grupos sociales vinculados al artesanado, a los mineros, y al anticlericalismo. Y gracias a ello, el partido conservador perdió su hegemonía y comenzó el fin de la Republica Conservadora.

Puerto Viejo, comuna de Caldera. Créditos: ©Tamara Nuñez
Puerto Viejo, comuna de Caldera. Créditos: ©Tamara Nuñez

“Aquí se demuestra que el hombre atacameño es un hombre realmente indómito y lo va a demostrar de nuevo en la Guerra del Pacífico, donde según el último historiador, el batallón Atacama es el más bravo entre los bravos. Y esto se debe a que el hombre de Atacama, por su formación minera, es un hombre de una condición física y mental extraordinaria, que trabaja con altas temperaturas y resiste lo que sea, se mete a 300 metros en las minas y saca el mineral apapacho con grandes pesos en su espalda. Entonces este hombre es un hombre que en realidad no le teme a nada, y esas capacidades no voy a decir que se mantienen intactas, pero el hombre acá debe ser multifacético y adaptarse conforme a las circunstancias, porque la vida en el desierto no es fácil”, agrega el historiador Bernardo Tornini.

Un hermoso balneario lleno de patrimonio y paisajes idílicos

Cuando visitamos Caldera no solo nos encontramos de frente con la historia de nuestro pais, sino que también nos encontramos con un sinfín de elementos patrimoniales y paisajes desolados que hipnotizan y maravillan.

Playa Blanca, Puerto Viejo, comuna de Caldera. Créditos: ©Tamara Nuñez
Playa Blanca, Puerto Viejo, comuna de Caldera. Créditos: ©Tamara Nuñez

Como señala la guía turística Francisca Ibáñez: “Es una zona de interés turístico, está catalogado como tal dentro de Sernatur, por lo tanto, año a año se ve como aumenta la actividad turística y el interés que tiene la gente por conocer el lugar, lo cual es muy bueno a nivel de desarrollo y a nivel de hacernos un poquito más valiosos para la idiosincrasia chilena”.

Desde el punto de vista natural, la Región de Atacama tiene alrededor de 93 playas, cada una más bonita que la otra, y la comuna de Caldera específicamente, alberga en su costa la playa más linda de todo el país, según el ranking de la revista internacional Travel Lifestyle: Bahía Inglesa, una playa de arena blanca y aguas turquesas, que disfruta de un clima relativamente agradable durante todo el año.

Bahía Inglesa, comuna de Caldera. Créditos: ©Tamara Nuñez
Bahía Inglesa, comuna de Caldera. Créditos: ©Tamara Nuñez

Pero Bahía Inglesa no es la única playa que goza de gran fama. Dentro de las hermosísimas playas de la comuna de Caldera podemos destacar, además, la playa La Virgen, Chorrillos, Bahía Loreto, playa Blanca, playa Mansa, entre otras.

El ambiente de estas playas, asimismo, es propicio para la realización de muchas actividades y deportes como el buceo, surf, kitesurf, windsurf y paseos náuticos. Además, en tierra también se realizan otras actividades como sandboard y paseos off-road.

Por otro lado, este paisaje desolado también cuenta con una biodiversidad única, y además, alberga un fenómeno que ocurre en muy pocos lugares en el mundo y que destaca por su gran hermosura: El desierto florido. “Un elemento importante que vale la pena destacar es el desierto florido, que en su mayoría abarca lo que es la comuna de Caldera y tiene mucha relevancia como patrimonio, sobre todo ahora que lo van a nombrar Parque Nacional”, agrega Francisca Ibáñez.

  • Desierto Florido 2022. Créditos: ©Tamara Nuñez
  • Desierto Florido 2022. Créditos: ©Tamara Nuñez

El desierto florido es un maravilloso espectáculo de la naturaleza donde los llanos y las serranías del desierto más árido del mundo se cubren de abundantes mantos de flores de todos colores. Este fenómeno significa una explosión de vida en el desierto y trae consigo no solo un paisaje idílico, sino que también un sinfín de beneficios para un ecosistema que es complejo y desolado.

Artículo relacionado
Trekking desde Pinte a San Félix: una travesía imperdible en Atacama

Por su parte, Francisca Ibáñez, agrega: “Está también el morro la ballena que es un cerro que abarca mucha diversidad tanto marina como terrestre. Aquí hay un cardume de pez luna, que es una especie que se creía extinta por muchos años pero que luego volvió a aparecer. Dicen que este pez es muy antiguo, de la época de los dinosaurios, por lo que también es muy importante que se proteja”.

Desierto Florido 2022. Créditos: ©Tamara Nuñez
Desierto Florido 2022. Créditos: ©Tamara Nuñez

Por otro lado, otro elemento importante de la comuna de Caldera es la gran cantidad de patrimonio arqueológico y paleontológico que se encuentra en esta zona. El poblamiento de la actual Región de Atacama se remonta a 2.500 años antes Cristo, cuando bajaron los primeros cazadores recolectores y se instalaron en los valles precordilleranos a hacer agricultura básica; y desde entonces, son muchas las culturas que habitaron la zona y dejaron su huella en el territorio.

“Además, tenemos detrás de nuestro océano la ruta de los seis miles, donde están los volcanes más altos de Chile y una depresión intermedia llena de arqueología. Por aquí pasaba el Qhapaq Ñan o camino central andino, que antes se llamaba Camino del Inca, pero ya no porque ya se sabe que son más las culturas que lo utilizaron. Ese patrimonio está y es muy valioso, pero también a partir de esto empiezan a salir otras tradiciones como por ejemplo los bailes religiosos de los chinos en La Candelaria, que son los mineros que la rezan a la Virgen de La Candela”, agrega Bernardo Tornini.

Gaviota domonicana sobre una tsunamita, un pedazo de suelo marino que llegó hasta la orilla producto de un mega tsunami hace miles de años, comuna de Caldera. Créditos: ©Tamara Nuñez
Gaviota domonicana sobre una tsunamita, un pedazo de suelo marino que llegó hasta la orilla producto de un mega tsunami hace miles de años, comuna de Caldera. Créditos: ©Tamara Nuñez

Asimismo, esta zona es muy característica por su gran cantidad de restos paleontológicos. Cuando hablamos de paleontología en Chile, sin duda un referente esencial es la comuna de Caldera, que por décadas ha sido un foco interesante de investigación en paleontología –tanto nacional como internacional- por la abundancia, diversidad y buen estado de conservación de su registro fósil.

Ubicado a 12 kilómetros de Caldera, el sitio paleontológico Los Dedos, el más característico de la región, se caracteriza por sus múltiples quebradas aterrazadas en las que afloran miles de huesos fósiles de distintos vertebrados extintos hace unos ocho millones de años: peces, tiburones, pingüinos, aves gigantescas, diversos cetáceos, cocodrilos, perezosos marinos y el emblemático megalodón.

El sitio fue también una de las áreas más intensamente explotadas por la extracción minera y el tráfico de fósiles hasta indicios del presente milenio, por lo que posee un gran significado histórico y patrimonial.

Santuario de la Naturaleza Granito Orbicular. Créditos: ©Tamara Nuñez
Santuario de la Naturaleza Granito Orbicular. Créditos: ©Tamara Nuñez

Para finalizar, no podemos dejar de lado el impresionante Santuario de la Naturaleza Granito Ornicular, un santuario ubicado a orillas del mar que se compone de un afloramiento rocoso constituido por piedras graníticas de edad jurásica, en las que se encuentran enclaves minerales de textura orbicular. Estas rocas, también llamadas orbículas, son un material de origen natural producido por procesos magmáticos profundos, que con su enfriamiento gradual han permitido la formación paulatina de estos cristales, que pertenecen a la categoría de las rocas plutónicas.

Gabriel Guerrero, guía turístico y funcionario municipal de la comuna de Caldera, encargado del resguardo y protección del Santuario de la Naturaleza Granito Orbicular, indica: “Es una roca sumamente importante dentro del mundo geológico ya que es verdaderamente una llave al pasado, nos entrega muchas respuestas sobre cómo funcionaba nuestro sistema geológico hace unos 180 millones de años aproximadamente y nos enseña sobre la magia de la subducción de placas. Esta roca forma parte de un gran conjunto granítico que a futuro formaría la cordillera de la costa y que venía con este regalo, esta rareza de la geología”.

  • Santuario de la Naturaleza Granito Orbicular. Créditos: ©Tamara Nuñez
  • Santuario de la Naturaleza Granito Orbicular. Créditos: ©Tamara Nuñez

Estas rocas son una rareza de la geología que se formó  al interior de la tierra, hace millones de años, producto de la subducción de placas y llegó a la superficie con el nacimiento de la cordillera de la Costa. Sin duda, toda una maravilla de la geología.

El santuario de la naturaleza Granito Orbicular se encuentra aproximadamente a 11 kms al norte de la ciudad de Caldera y al norte de la playa de Rodillo. Se puede ingresar de forma gratuita y no es necesario contar con un guía.

Comenta esta nota

Comenta esta nota

Responder...