Ladera Sur Conoce el espectacular registro de Robert Gerstmann: una visión diferente de Chile
Conoce el espectacular registro de Robert Gerstmann: una visión diferente de Chile

Cultura y Patrimonio

Conoce el espectacular registro de Robert Gerstmann: una visión diferente de Chile

Hoy en día, la fotografía forma parte de nuestra cotidianeidad en cuanto a formas de comunicarnos o en el registro de los viajes, experiencias y sensaciones. Pero desde sus inicios, alrededor del 1840, ha sido fundamental para constatar el patrimonio visual de los países, incluyendo a Chile. Dentro de los numerosos fotógrafos que trabajaron y crearon gran parte de su carrera en nuestro largo y angosto país, sobresalen algunos como Félix LeBlanc, Pedro Emilio Garreaud, Antonio Quintana, Roberto Montandón, Domingo Ulloa, Enrique Mora, entre muchos otros. Pero el artículo presente lo dedicaremos a conocer una ínfima parte del trabajo de Robert M. Gerstmann, fotógrafo nacido probablemente en Rusia, en 1896.

El año es 1924, y Robert Gerstmann se encuentra en el buque “La Coruña”, que zarpa del puerto de Hamburgo con rumbo a Sudamérica. Su primer destino sería el puerto de Santos en Brasil, pero la mala situación económica y las revueltas populares en aquella ciudad le impidieron desembarcar. A fines de ese año, Gerstmann ya se encontraba en el sur de Chile, con un puesto de trabajo en la Compañía Electro-Siderúrgica e Industrial de Valdivia, que requería sus estudios como ingeniero electro-técnico que había tenido en Berlín. Un año después, comienza a recorrer de manera incansable gran parte del territorio Boliviano, para volver en 1928 a Chile y establecer así uno de los registros fotográficos más valiosos de nuestra historia.

Esta vez, llega a Santiago y decide instalarse en calle Colón (avenida para el día de hoy) y abrir su estudio fotográfico en el Pasaje Matte, pleno centro. Durante la década de los 30s, a pesar de la mala situación económica reinante, obturó más de 10.000 fotografías que ejercieron un legado visual impresionante hasta el día de hoy. Desde Arica hasta la Antártida, pasó de registrar paisajes urbanos y naturales, a costumbres tradicionales y retratos, hasta fotografías aéreas e industriales.

A continuación, una selección de sus algunas de sus mejores fotografías.

1.Fiesta Tradicional de La Tirana en los años 50s.

©Robert Gerstmann
©Robert Gerstmann

2.Vista de Tocopilla en los años 50s, durante uno de sus viajes al norte de Chile.

©Robert Gerstmann
©Robert Gerstmann

3. Refinería de Concón alrededor de 1958, hoy conocida como la Refinería Aconcagua de Enap. En la imagen se muestran las instalaciones poco tiempo después de su inauguración y puesta en marcha (1954).

©Robert Gerstmann
©Robert Gerstmann

4. Vista de la ciudad de Ancud, Chiloé, en los años 30s. Sobresale en la ciudad la antigua Catedral, demolida posterior al terremoto de 1960, con los graves daños ocasionados. Era de tal rigidez, que para botar semejante construcción se debió dinamitar.

©Robert Gerstmann
©Robert Gerstmann

5. Una preciosa vista del Lago Llanquihue y el Volcán Osorno en los años 50s, durante otra de sus travesías.

©Robert Gerstmann
©Robert Gerstmann

6. Iglesia de los Dominicos en 1924, llamada originalmente Iglesia San Vicente Ferrer. Hoy, el sector cuenta con la Plaza de los Dominicos, una estación de Metro y numerosos edificios. La iglesia sigue en pie.

©Robert Gerstmann
©Robert Gerstmann

7. Plaza Sotomayor de Valparaíso en los años 50s. La ciudad puerto también fue objeto de retrato de Gerstmann, donde dedicó su lente a los sectores más históricos de la ciudad.

©Robert Gerstmann
©Robert Gerstmann

8. Alameda de Santiago en 1928. Ya se realizaban los trabajos de demolición de casas que separaban el Palacio de La Moneda con la Alameda (izq.). Se ve una Alameda con poco verde, debido a que a mediados de esa década se hizo un recambio de especies a lo largo de su bandejón y veredas. Segmentada meticulosamente para cada medio de transporte, y con amplios espacios peatonales, algo que envidiamos al día de hoy (y aspiramos volver).

©Robert Gerstmann
©Robert Gerstmann

9. Alameda en la década de los 50s. El incremento en el uso del automóvil como medio de transporte determinó a través de los años la prioridad que se le debía dar a éste en los espacios públicos. Gerstmann, a través de su registro, evidencia la transformación de nuestra ciudad y el paisaje urbano.

©Robert Gerstmann
©Robert Gerstmann

10. Volcán Rano Raraku en 1946, junto a un niño maorí.

©Robert Gerstmann
©Robert Gerstmann

11. Vista de un Moai, abajo un niño, que presumimos es el mismo que la fotografía anterior. (1946).

©Robert Gerstmann
©Robert Gerstmann

12. Paisaje de Ocoa alrededor de 1950.

©Robert Gerstmann
©Robert Gerstmann

13. Una preciosa vista de la bahía de Puerto Montt en 1930.

©Robert Gerstmann
©Robert Gerstmann

14. Puerto y malecón de Valparaíso en 1932

©Robert Gerstmann
©Robert Gerstmann

15. Concepción alrededor de 1932.

©Robert Gerstmann
©Robert Gerstmann

16. Santiago oriente visto desde el Cerro San Cristóbal alrededor de 1950. Sobresale el Río Mapocho que cruza horizontalmente, pasando por las antiguas fábricas de la CCU -donde hoy se emplaza el Mall Costanera Center-, también por el Cerro San Luis y perdiéndose en la distancia hacia el Cerro Alvarado y la Cordillera.

©Robert Gerstmann
©Robert Gerstmann

17. La Playa Amarilla de Concón en 1932. Año en que la duna superaba considerablemente a las construcciones.

©Robert Gerstmann
©Robert Gerstmann

18. Base Arturo Prat en la Antártida en los 50s. Uno de los puntos más australes a los que llegaría el fotógrafo.

©Robert Gerstmann
©Robert Gerstmann

19. Puerto Montt en los años 30s.

©Robert Gerstmann
©Robert Gerstmann

Como dijo el mismo Robert Gerstmann en 1932, sobre su publicación “Chile en 280 cuadros”:

“Chile visto y vivido por mí, desde Arica hasta la Isla Navarino de Tierra del Fuego.

No he querido mostrar solamente lo típico, en cual caso tendría que omitir muchos cuadros de interés cultural y científico. Me propuse exhibir todo lo que hay en Chile, todo lo que es Chile, habiendo en esta obra muchos rasgos típicos, netamente chilenos, y otros, que son comunes a diversos países del continente sudamericano.” 

Hoy en día, instituciones como la Editorial Pehuén, con el respaldo de otras que sostienen la herencia del trabajo de Gerstmann como el Museo Histórico Nacional, Museo Precolombino y la Universidad Católica del Norte, han sido un gran aporte en el rescate de su obra y la puesta en valor de la misma. Como Enterreno Chile, también pretendemos difundir la mayor cantidad de fotografías, y que se pueden encontrar tanto en nuestras redes sociales, como en nuestra página web www.enterreno.com.