Ladera Sur Conguillío Cero Emisión, el proyecto que busca crear la primera área protegida en Chile 100% sustentable
Conguillío Cero Emisión, el proyecto que busca crear la primera área protegida en Chile 100% sustentable

Medio Ambiente

Conguillío Cero Emisión, el proyecto que busca crear la primera área protegida en Chile 100% sustentable

Buses eléctricos para trasladar a los visitantes, un centro de reciclaje, el trabajo en conjunto con operadores turísticos y habitantes locales, además de eficiencia energética son algunas de las medidas que el proyecto “Desarrollo de un modelo de gestión para una operación turística cero emisiones en las Áreas Silvestres Protegidas” busca implementar en el Parque Nacional Conguillío, que fue elegido como piloto para implementar esta estrategia que a futuro se espera sea replicada en otras áreas protegidas del país.

No cabe duda que en los últimos años la necesidad de migrar hacia sistemas y proyectos más sustentables se ha hecho cada vez más notoria. Es en este contexto que la empresa consultora TKO Consultores y EBP diseñaron el proyecto “Desarrollo de un modelo de gestión para una operación turística cero emisiones en las Áreas Silvestres Protegidas”, con el objetivo de crear la primera área protegida en Chile 100% sustentable.

La idea es generar un modelo de gestión de cero emisiones que se base en un programa piloto que sensibilice e incorpore a las comunidades para promover la generación energética descentralizada y participativa, potenciando la eficiencia energética y de infraestructura, e incorporando los recursos energéticos renovables de las Áreas Silvestres Protegidas (ASP).

©Cortesía La Baita Conguillío
©Cortesía La Baita Conguillío

En este caso, los ojos fueron puestos en el Parque Nacional Conguillío ya que cumplía con todos los criterios para la selección del piloto del área silvestre protegida, pues además de su gran atractivo natural y patrimonio cultural –que lo convierten en uno de los parques más emblemáticos del país– cuenta con un buen acceso que facilita el flujo de sus visitantes.

En el proyecto se busca vincular el concepto de turismo sostenible con el de Cero Emisión a partir de la energía. Por lo tanto, en una primera instancia –y a través de un diagnóstico– se identificaron las emisiones de CO2 derivadas de los consumos energéticos, y mediante acciones concretas se buscaron estrategias de reducción de dichas emisiones. “En términos generales, lo que hicimos fue crear primero el concepto cero emisiones en parques nacionales, que se hizo a través de la creación de un grupo de trabajo en la Municipalidad de Melipeuco, con gente de Conaf y varios actores locales”, comenta Tomás Saches, Director Ejecutivo de TKO Consultores.

©Cortesía La Baita Conguillío
©Cortesía La Baita Conguillío

La primera etapa del proyecto se llevó a cabo el año 2017 impulsado por la CORFO a través de su Programa Estratégico Nacional de Turismo Sustentable, en donde se desarrollaron las primeras iniciativas dentro del plan de acción, las cuales consistieron en levantar información acerca de las emisiones de las instalaciones al interior del parque; la elaboración de infografías que describen y explican el proyecto; y el diseño de una página web que se convertiría en el principal canal de comunicación.

“En base a esa situación de emisiones, generamos un plan de acción para esa mitigación, y dentro de ese plan Conaf reforzó la aislación de sus guarderías, hicimos dos paneles de interpretación, uno que apuntaba a explicar el proyecto y otro enfocado en el cambio climático para que se entendiera el plan. También se hizo un pequeño documento educativo al respecto, para que lo utilizara la Conaf para la capacitación de los estudiantes de colegios que visitaban el parque”, explica Sánchez.

En la actualidad, se está a la espera de desarrollar la segunda fase del proyecto, la cual integra a las comunidades aledañas y operadores turísticos a los cuales se busca traspasar el concepto cero emisiones y dar a conocer el plan de acción que se quiere desarrollar en el parque. “Los operadores turísticos son los que entran en esta segunda etapa, que es esta cosa más exterior. Considera justamente a las comunidades, a los operadores que llevan gente, al tema de los buses turísticos y ver cómo resolver y mitigar esos impactos de los visitantes o grupos individuales”, agrega.

Isabel Correa, socia fundadora de la Baita Conguillío, un lodge que opera hace más de 25 años en las inmediaciones del parque, comenta: “Este proyecto apunta a hacer este parque piloto cero emisión y en el fondo los que estamos adentro, en conjunto con otros vecinos, tenemos –y queremos obviamente– sumarnos a esta vocación sustentable, reduciendo al mínimo todo lo que sea combustibles fósiles y la huella de carbono”.

©Cortesía La Baita Conguillío
©Cortesía La Baita Conguillío

Correa cuenta que este proyecto se alinea con la identidad del lodge que, desde sus inicios, ha optado por desarrollar mecanismos sustentables que reduzcan al mínimo el impacto en la naturaleza. La implementación de una turbina eléctrica que permite la generación de energía a muy bajo costo y sin contaminar; la creación de una eco lavandería con sistemas de ventilación naturales y con utilización de máquinas eficientes y detergentes biodegradables; la separación de basura,  y la preferencia de trabajar con productores locales, son algunas de las iniciativas que han posicionado al lodge como uno de los pioneros de la zona en materia sustentable.

“Desde un principio nosotros partimos generando nuestra propia electricidad con unos pocos paneles solares y después, a lo largo del tiempo nos hemos ganado distintos fondos para ir implementando o hacer nuestras propias energías limpias. A través de nuestros procedimientos, de nuestra gestión, podemos trasparentar la vocación sustentable que tenemos. Nos interesa que la gente vea cómo utiliza el agua, cómo manejamos nuestra huerta o nuestro compost”, comenta Isabel, quien además agrega que proyectos como el de Cero Emisión que se está desarrollando en Conguillío significa un hito importante para el país, el cual se debe tomar en cuenta y replicar en otros lugares.

©Cortesía La Baita Conguillío
©Cortesía La Baita Conguillío

En estos momentos, tal como asegura Tomas Sánchez, se está trabajando en traspasar el proyecto al Programa Territorial Integrado de Corfo para que este impulse su segunda etapa y consiga el financiamiento necesario. Esta segunda parte del proyecto, además de contemplar el trabajo conjunto con los habitantes locales y operadores turísticos, también considera la implementación de buses eléctricos que operen en el traslado de sus visitantes, así como bicicletas eléctricas para recorrer al interior del parque y un centro de reciclaje.

Galería (4)