Se estima que al menos el 10% de la población mundial de ballenas azules están presentes en el Golfo de Corcovado. Y eso no es casualidad. La región que alberga esa parte del Chile Austral tiene una riqueza biológica inigualable, una gran presencia de krill -vital para la sobrevivencia de esos cetáceos-, y un alto nivel de pristinidad. Es el resultado de una combinación de variables oceanográficas y climáticas únicas.

Cola de ballena. Créditos: ©Rodrigo Hucke-Gaete
Cola de ballena. Créditos: ©Rodrigo Hucke-Gaete

Eso explica que en esa zona se observa un importante número de ballenas jorobadas y sei -además de azules-, y delfín chileno. También hay chungungos, lobos marinos y colonias de aves marinas como pingüinos, cormoranes y fardelas.

En el inicio del Golfo Corcovado se encuentra el nuevo Parque Marino Tic Toc. La creación de esta área de la ecorregión Chiloense -ubicada al frente de Quellón, en la Región de Los Lagos- fue aprobada por el Consejo de Ministros para la Sustentabilidad en diciembre de 2021 y en junio de este año la Contraloría General de la República tomó razón de su declaración. Se espera que la próxima semana esté publicado en el Diario Oficial.

Nuevo Parque Marino Tic Toc – Golfo Corcovado. Créditos: ©Rodrigo Hucke-Gaete
Nuevo Parque Marino Tic Toc – Golfo Corcovado. Créditos: ©Rodrigo Hucke-Gaete

El nuevo parque cuenta con un espacio marítimo de 1.019,16 km2 y colinda con relevantes ambientes terrestres protegidos en la parte continental, como el Parque Nacional Corcovado hacia el este, y el parque nacional Melimoyu y el AMCPMU Pitipalena Añihué adyancentes inmediatamente al sur, en el límite con la región de Aysén.

Nuevo Parque Marino Tic Toc – Golfo Corcovado. Créditos: ©Frontera Azul Eduardo Sorensen
Nuevo Parque Marino Tic Toc – Golfo Corcovado. Créditos: ©Frontera Azul | Eduardo Sorensen

Esta área, además, es de importancia global por estar ubicada en una zona donde se generan dos corrientes relevantes para el Pacífico Suroriental. Por otra parte, en su parte más costera recibe la influencia de sistemas de fiordos y canales, los cuales a escala mundial son escasos y a escala local tiene una baja representación en el sistema nacional de áreas protegidas marinas.

Ballena azul nadando en aguas del golfo Corcovado. Crédito: Rodrigo Hucke-Gaete, Centro Ballena Azul – Universidad Austral de Chile.
Ballena azul nadando en aguas del golfo Corcovado. Crédito: Rodrigo Hucke-Gaete, Centro Ballena Azul – Universidad Austral de Chile.

La ministra del Medio Ambiente, Maisa Rojas, señaló que “con la creación de este parque marino próximo al borde continental se marca un hito en el trabajo para el establecimiento de la red de áreas marinas protegidas costeras en el borde continental”. Agregó que “se contribuye a la construcción del corredor marino del Pacífico anunciado por el Presidente Gabriel Boric en la Cumbre de las Américas”.

Artículo relacionado
Tres varamientos de ballenas en una semana en Chile: ¿maritorio en alerta?

La secretaria de Estadio explicó, además, que “esta es una muy buena noticia porque, además, esta es una zona muy importante porque protege, entre otras cosas, un lugar de crianza y alimentación de la ballena azul”.

Ballena Sei. Crédito: ©Doug Perrine | WWF
Ballena Sei. Crédito: ©Doug Perrine | WWF
Comenta esta nota

Comenta esta nota

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.