Ladera Sur Afrontando la sequía que aqueja a la zona central de Chile
Afrontando la sequía que aqueja a la zona central de Chile

Medio Ambiente

Afrontando la sequía que aqueja a la zona central de Chile

Ante los altos niveles de escasez de agua en la Región Metropolitana, investigadores del centro CAPES UC desarrollaron elementos de infiltración que permitieron recargar napas hídricas subterráneas, aumentando la eficiencia de recarga de los suelos en comunas rurales. ¡Más detalles aquí!

No hay duda alguna de que el agua es escasa en la zona central de Chile. Las aguas lluvias, cada vez son menos frecuentes, y se presentan cada año con mayor intensidad. Esto genera un rápido escurrimiento del agua superficial provocando erosión, disminución del agua capturada en las napas subterráneas y pozos con niveles de agua cada vez más profundos, e incluso secos.

“El cambio en el régimen de lluvias es de un impacto desolador. La actual falta de agua es la única razón por la cual los agricultores disminuyen su área en explotación llegando incluso a cambiar sus cultivos tradicionales por otros de menor o nulo riego y a despedir a sus empleados. Han cambiado en una década de una situación cómoda a un perfil de subsistencia y precariedad. Además, los suelos sin explotación se degradan por erosión generando una situación muy difícil de revertir”, explicó el Dr. Cedric Little, investigador del Centro de Ecología Aplicada y Sustentabilidad (CAPES UC).

©Biblioteca Congreso Nacional
©Biblioteca Congreso Nacional

Frente a este problema, el Dr. Little, desarrolló el proyecto con título “Plataforma para la determinación de estrategias de diseño de sistemas de infiltración para la recarga hidráulica de suelos”. Este consistió en una novedosa técnica para hacer frente a la sequía, y se testeó en dos comunas rurales de la Región Metropolitana: San Pedro de Melipilla y Tiltil de Chacabuco.

El equipo de Little diseñó y desarrolló elementos de infiltración. Se trata de obras en terreno sencillas que han permitido recargar napas subterráneas, aumentando la eficiencia de recarga de suelos a partir de la captación de aguas lluvia. “Se ha visto durante las lluvias que ingresa mucha agua a los elementos de infiltración. El primer efecto que notaron los agricultores fue que estas obras han logrado secar, en pocas horas, zonas que antes quedaban completamente inundadas, logrando recuperar su uso, minimizando pérdidas por ahogo y pudrición de cultivos, y disminuyendo problemas de los barriales que se formaban. Toda el agua capturada está ahora a salvo en las napas, desde no se pierde por evaporación y se puede recuperar con pozos y norias de los mismos agricultores”, comentó el líder del proyecto.

©CAPES UC
©CAPES UC

Además, podemos mencionar que gracias a este proyecto a pequeña escala ha aumentado el interés del Estado por la necesidad de recarga hídrica. Esto se ha evidenciado por las  visitas del proyecto en terreno por miembros de la Dirección General de Aguas del Ministerio de Obras Públicas, la Comisión Nacional de Riego y el Instituto de Desarrollo Agropecuario, ambos del Ministerio de Agricultura.

Este proyecto, en fase piloto, se desarrolló gracias al financiamiento FIC-R del Gobierno Regional de la Región Metropolitana de Santiago y la Universidad Adolfo Ibáñez. Actualmente el proyecto GEF Montaña del Ministerio del Medio Ambiente y Naciones Unidas encargaron al Dr. Little la habilitación de sistemas de recarga hídrica avanzados como proyecto prototipo para reparar suelos degradados y brindar apoyo a pequeños agricultores.

©CAPES UC
©CAPES UC

Galería (2)