Al momento de elegir rutas distintas a las habituales para hacer trekking, muchas veces cuesta encontrar un destino ideal. Más allá de las rutas comunes, existen aquellas que son de baja dificultad, que han sido realizadas por varias personas y que ofrecen paisajes diferentes y bellos dentro de Chile.

José Antonio Mena, director ejecutivo de Andeshandbook, un sitio web colaborativo cuyo objetivo es documentar y difundir la información más completa y confiable sobre rutas y cerros de los Andes, nos ayudó a elegir 8 rutas disponibles en la página, que actualmente ofrece un periodo de prueba de suscripción de 30 días para acceder a toda la información disponible sobre estos y más recorridos. En particular, estos trekking están considerados como fáciles, van desde 1 o 2km hasta 6 km (solo ida) con desniveles moderados, y cuentan con tracks, descripción de recorridos, galerías de fotos y comentarios de usuarios, entre otras cosas.

1. Refugio Alemán de La Parva, Región Metropolitana

Refugio Alemán de La Parva, Región Metropolitana. Álvaro Vivanco
Refugio Alemán de La Parva, Región Metropolitana. Álvaro Vivanco

Para esta ruta nos transportamos a Yerba Loca, para realizar un recorrido que de ida tiene una longitud de 3,8 kilómetros. Es decir, puede llegar a demorar tres horas el llegar al refugio y unas dos el regreso. El gran destino es conocer el refugio de La Parva, creado en 1937 por los socios fundadores del Club Alemán Andino (DAV).

Esta ruta tiene un desnivel acumulado de 500 metros y una altitud máxima de 2.400 metros. Los tiempos entre tramos son entre 15 minutos y una hora. En la ruta no hay agua, pero sí baños en el estacionamiento. Este trekking se puede realizar durante todo el año y en invierno puede haber nieve en la parte superior de la ruta.

Precio: entrada de $2.500 adulto por día. Según AHB, es una ruta apta para menores de 10 años. Hay señalética frecuente y clara, así como un sendero marcado.

Más detalles en este link.

2. Cascadas del Peñón, Región de Valparaíso

Cascadas del Peñón, Región de Valparaíso. Créditos Daniel Pérez.
Cascadas del Peñón, Región de Valparaíso. Créditos Daniel Pérez.

En esta ruta podremos ver cascadas, panorámicas y flora en el sector del Cajón Estero del Peñón, teniendo como ciudad más cercana Los Andes. La idea es llegar a un conjunto de tres caídas de agua de más de 30 metros de altura que están al final del tramo del cajón homónimo. Esto puede demorar 3 a 4 kilómetros (ida y vuelta), con un desnivel acumulado de 300 metros y una altitud máxima de 2.500 metros.

Son dos tramos que pueden tomar desde hora y media a dos horas de duración y hay una parte donde se debe cruzar el estero El Peñón. Ojo que dependiendo de la época del año este cauce puede tener bastante agua, donde se recomienda el cruce por el extremo derecho del valle, donde el curso de agua es más ancho y de menor profundidad. De lo contrario, se puede cruzar por un conjunto de rocas frente a la cascada del medio.

No se paga entrada ni se necesita permiso. Al estar cerca del estero, es posible abastecerse de agua frecuentemente. Según AHB, es una ruta que pueden realizar menores de 10 años.

Más detalles en este link.

3. Bioparque Puquén, Región de Valparaíso

Bioparque Puquén, Región de Valparaíso. Créditos Álvaro Vivanco
Bioparque Puquén, Región de Valparaíso. Créditos Álvaro Vivanco

Nuevamente en la Región de Valparaíso, esta vez más cercano a La Ligua, el BioParque Puquén nos lleva a un paisaje de aire marino, en un recorrido de 5 kilómetros (ida y vuelta) que puede tomar cerca de dos horas. La idea es conocer el Bioparque Puquén, un sitio privado de 200 hectáreas en la costa central, junto al balneario de Los Molles. El atractivo principal es el Puquén, un fenómeno geológico que permite que el agua de mar pase entre las rocas y salga elevada por una grieta vertical con un efecto similar al de un géyser.

Artículo relacionado
Los 16 de Chile: un refugio para la montaña más alta de cada región

El trayecto contra de cuatro tramos de media hora cada uno, en un desnivel acumulado de 43 metros. Se puede realizar durante todo el año, en especial en primavera porque hay más floración y el parque se llena de más colores. De todas formas, el recorrido puede ser más extenso, siguiendo más allá del Puquén, llegando a una playa más al norte y retornando por la vía que permite conocer más el parque.

La entrada cuesta de 3 mil pesos. Se puede hacer esta ruta con niños. No hay agua en el recorrido. Tiene un sendero marcado y señalética clara y marcada.

Más detalles en este link.

4. Cerro Philippi, Región de Los Lagos

Cerro Philippi, Región de Los Lagos. Créditos a José Antonio Mena
Cerro Philippi, Región de Los Lagos. Créditos a José Antonio Mena

Este es un clásico cercano a Puerto Varas. El cerro Philippi tiene un circuito marcado de 1,3 km (ida y vuelta) que puede demorar una hora en recorrerse completo, con un desnivel de 56 metros y una altitud máxima de 142 metros. Este cerro se reconoce por su gran cruz blanca en la cumbre. Existe un camino que llega hasta ahí, con una pendiente suave, a través de un sendero junto a especies de flora nativa. La cumbre es un muy buen mirador de la ciudad.

Se puede hacer todo el año, La entrada al Parque Municipal es por la calle Decher 200. El acceso es público y gratuito. Pueden hacerlo niños menores a 10 años.

Puedes buscar más detalles de esta ruta aquí.

5. Huellas de Dinosaurios, Región de O’Higgins

Huella de Dinosaurios, Región de O’Higgins. Créditos al Instituto del Patrimonio Turístico Universidad Central
Huella de Dinosaurios, Región de O’Higgins. Créditos al Instituto del Patrimonio Turístico Universidad Central

Este trayecto está pensado para quienes visiten la Región de O’Higgins, en el sector de las Termas del Flaco. El atractivo principal, tal como menciona su nombre, es conocer las placas con huellas de dinosaurios descubiertas por Diego Márquez en 1960. Se piensa que hace 150 millones de años atrás, tras una erupción volcánica los dinosaurios que habitaban la zona huyeron, dejando sus huellas en el barro, lo que fue cubierto por cenizas, que ayudaron a su conservación. Son Monumento Histórico.

La época más recomendable para el ascenso es entre diciembre hasta abril por la apertura del camino. Se trata de una ruta de 1,8 kilómetros, que puede tomar en su ida una hora, alcanzando 241 metros de desnivel acumulado al ascenso y 72 metros al descenso. La altitud máxima es de 2012 metros.

Huella de Dinosaurios, Región de O’Higgins. Créditos a David Valdés.
Huella de Dinosaurios, Región de O’Higgins. Créditos a David Valdés.

El camino es apto para menores de 10 años. Se debe pagar una entrada cercana a 10 mil pesos. Se recomienda llevar agua desde las termas y averiguar bien el horario de acceso al camino.

Encuentra más información sobre el recorrido en este link.

6. Laguna Cochor, Región de La Araucanía

Laguna Cochor, Región de La Araucanía. Crédito: Eduardo Atalah
Laguna Cochor, Región de La Araucanía. Crédito: Eduardo Atalah

La laguna Cochor está inmersa en la Reserva Nacional Villarrica, siendo la ciudad más cercana Pucón desde el sur, y Cunco desde el norte. Es un recorrido más largo que los anteriores, con una longitud total de 6,3 kilómetros de ida, pudiendo demorar unas tres horas y media en ese tramo. Su desnivel es de 400 metros y altitud máxima de 1.447 metros.

Artículo relacionado
Visitar la montaña en invierno: una guía con los mejores senderos para recorrer en los meses fríos

Esta laguna está completamente rodeada por bosque nativo, en su mayor parte por araucarias emplazadas en los más alto de una meseta rocosa que se levanta por delante del Nevado de Sollipulli. Se puede realizar durante todo el año, pero en invierno puede haber lluvia y nieve. Ida y vuelta son cuatro tramos ideales, que en tiempo pueden demorar entre media hora a dos horas y media. Se recomienda llevar agua porque hay pocas opciones de recoger agua antes de llegar a la laguna. Es posible acampar en el lugar.

Encuentra más información en este link.

7. Mirador Glaciar Voipir, Región de La Araucanía

Mirador Glaciar Voipir, Región de La Araucanía. Créditos Álvaro Vivanco
Mirador Glaciar Voipir, Región de La Araucanía. Créditos Álvaro Vivanco

Aquí nos vamos al Parque Nacional Villarrica, con sus bosques nativos e increíbles vistas al volcán Villarrica. Dentro de esto, el mirador del glaciar Voipir es una opción fácil a la que se llega luego de una caminata sin dificultades. El camino pasa por bosques de coigües y araucarias, así como vistas a los lagos Villarrica, Cólico, Calafquén y Panguipulli.

El trayecto consta de 3,6 kilómetros de ida, lo que puede demorar unos dos kilómetros (solo ida). El desnivel acumulado de la ruta es de 604 metros, mientras que la altitud máxima que se alcanza es de 1513 metros. Son dos tramos de una hora cada uno, más el regreso que puede tomar una hora y media aproximadamente de duración.

Se trata de un sendero claro y marcado, apto para menores de 10 años. Se puede hacer todo el año, pero con atención en invierno o después de días lluviosos por el estado del camino. Hay que llevar agua.

En este link puedes encontrar más información.

8. Petroglifos del Valle del Encanto, Región de Coquimbo

Petroglifos del Valle del Encanto, Región de Coquimbo. Créditos Álvaro Vivanco
Petroglifos del Valle del Encanto, Región de Coquimbo. Créditos Álvaro Vivanco

En esta última ruta recomendada nos trasladamos al norte del país, en el sector de Ovalle. Esta es una ruta marcada por arqueología e historia, que tomará cerca de 1,5 km de recorrido. El valle del Encanto está a 19 km de Ovalle y se caracteriza por ser un lugar donde se han encontrado una gran cantidad de petroglifos, pictografías y morteros de piedra. Los petroglifos están a siempre vista, con figuras humanas con elementos principales. Este lugar ha sido habitado desde hace unos 4 mil años y los petroglifos y pictogramas presentes corresponden al complejo cultural El Molle.

La ruta se puede hacer en una o dos horas, con un desnivel de 35 metros y una altitud máxima de 205 metros, pudiendo ser visitado por niños menores a 10 años. Se puede hacer en dos tramos y también se puede acortar la caminata con vehículo. En el recorrido se puede observar fauna como degús, es importante mantener la distancia de ellos así como tampoco tocar los petroglifos. Por otro lado, no se puede recoger agua en la ruta, por lo que hay que llevar suficiente antes de partir.

En este link puedes encontrar más información.

Sobre recomendaciones para visitar estos lugares, Mena apunta a que “La mejor manera de que una ruta fácil se convierta en una difícil, es salir de excursión de forma desinformada. Tómate en serio la tarea de cuidar los lugares que visitas. Conoce los principios de «No deje rastro» y aplícalos en todas tus excursiones”. Puedes conocer más sobre estos principios en la página de Ladera Sur.

Comenta esta nota

Comenta esta nota

Responder...