Ladera Sur 8 iniciativas a nivel global contra la contaminación por plásticos
8 iniciativas a nivel global contra la contaminación por plásticos

Medio Ambiente

8 iniciativas a nivel global contra la contaminación por plásticos

Cada minuto se compran 1 millón de botellas de plástico y al año 500.000 millones de bolsas, generando junto a otros productos una gran cantidad de desechos que terminan contaminando nuestros ecosistemas. Sin embargo, alrededor del mundo ya se está tomando conciencia de la necesidad de afrontar la que hoy destaca dentro de las principales problemáticas ambientales del último tiempo, estableciendo medidas y leyes que buscan combatir la contaminación por plásticos. ¡Aquí destacamos algunas de las más recientes!

 

 

A donde quiera que miremos, el plástico nos rodea. Según el informe “El Estado del plástico” elaborado por ONU Medio Ambiente, desde 1950 la fabricación de este material ha superado la de cualquier otro, y es que su composición liviana y barata no ha facilitado el freno de su producción. De hecho se estima que dentro de los próximos 10-15 años los números de producción se disparen.

El problema es que muchos de estos productos plásticos están diseñados para ser utilizados una vez y luego desechados, y que aún no existe la consciencia y políticas necesarias para disminuir la contaminación que producen. Si se continúa con estos patrones de consumo, se calcula que para el año 2050 habrá alrededor de 12.000 millones de toneladas de basura plástica en los vertederos y en nuestros espacios naturales.

Afortunadamente, alrededor del mundo ya han comenzado a surgir distintas iniciativas que buscan impulsar un modelo y un uso del plástico más consiente para disminuir el impacto que estos productos generan.  Aquí en Ladera Sur destacamos 8 de ellas:

  1. La Unión Europea acuerda prohibir los plásticos de un solo uso a partir del 2021

El pasado 27 de marzo la Unión Europea dio un gran paso en sus políticas medioambientales al aprobarse la prohibición de la utilización de plásticos de un solo uso, es decir, aquellos artículos de plásticos como platos, cubiertos, bastoncillos de algodón y empaques de espuma que en su mayoría acaban en los mares, tardando cientos de años en desaparecer.

Con 560 votos a favor, 35 en contra y 28 abstenciones la Eurocámara aprobó esta iniciativa para combatir con aquellos productos que representan cerca del 70% de los desechos plásticos que contaminan las playas, mares y océanos, según cálculos del propio conglomerado.

Los 28 países que conforman la Unión Europea a partir del 2021 deberán eliminar el uso de este tipo de plásticos en su totalidad y emprender con productos que sean más amigables con el medio ambiente.

De igual forma, el acuerdo establece el objetivo de recuperar el 90% de las botellas de plástico en 2029, una tarea difícil pero necesaria para frenar con el deterioro del planeta, ya que en el mundo se compran un millón de botellas cada minuto, de las cuales casi el 50% se reciclan.

  1. Tres Estados de EE.UU se suman a la guerra contra las bolsas plásticas

Luego de que California se convirtiera en el primer estado de EE.UU en prohibir las bolsas de basura en supermercados, farmacias y tiendas el año 2015; Hawái y Nueva York abrazan de la misma forma esta iniciativa para generar un cambio medioambiental. En el Estado de Nueva York, según datos entregados por el gobernador  el pasado año, se consumen cerca de 23.000 millones de bolsas plásticas anualmente, por lo que el acuerdo pondría fin al suministro de bolsas a los clientes en los establecimientos comerciales.

Asimismo, los condados tendrán la opción de cobrar cinco centavos por las bolsas de papel, de los cuales dos serán para los gobiernos locales y tres para el Fondo de Protección Ambiental del Estado.

En el caso de Hawái, la isla también las prohibió de facto ya que en sus condados de mayor población dejaron de ofrecer como medida de protección a su medio ambiente, y se espera llegar a metas más ambiciosas.

  1. Chile es el primer país de Latinoamérica en eliminar el uso de bolsas plásticas en todo su territorio

A través de un proyecto de ley que entró en vigencia el pasado 3 de febrero, Chile se convirtió en el primer país de Latinoamérica en poner fin, en todo su territorio nacional, al uso de bolsas plásticas en el comercio.

Las bolsas de basura están hechas de polietileno, un polímero derivado del petróleo, de bajo costo y fácil fabricación que tarda cerca de 500 años en degradarse y que en el mundo se llegan a consumir cerca de 5 billones de bolsas cada año, según informó la ONU.

Por esto, la nueva Ley motiva a poner fin al uso indiscriminado de plásticos para generar conciencia, cambiar los hábitos que no aportan con el cuidado del medio ambiente y reducir los impactos en los océanos y especies marinas.

En el caso de las microempresas, pequeñas empresas y las medianas se les permitirá entregar un máximo de dos bolsas por compra, en un plazo de dos años. Transcurrido ese tiempo, se prohibirá la entrega total.

  1. La ley que busca disminuir la generación de residuos en Chile

Fue en mayo de 2016  cuando  Chile  promulga la Ley de Responsabilidad Extendida del Productor. Una iniciativa que busca disminuir la generación de residuos y fomentar su reutilización y reciclaje.

De acuerdo a un estudio elaborado por la asociación gremial de industriales del Plástico (Asipla) en Chile se reciclan cerca de 83.679 toneladas de plástico al año, cifra que representa únicamente al 8% del consumo.

Esra Ley introduce el sistema de Responsabilidad Extendida del Productor, implementada en Europa en los años 90, en la que los productores o importadores de elementos llamados “productos prioritarios” tienen la obligación de hacerse responsables de recolectar todos los envases y embalaje que ellos mismos producen, y de esta manera reciclarlos para que vuelvan a la economía y no se conviertan en basura.

Los productos prioritarios son siete: aceites lubricantes, aparatos eléctricos y electrónicos, envases y embalajes, neumáticos, pilas, baterías, diarios y revistas.

La acción permitirá que los residuos se conviertan en un recurso de valor y se incorporen nuevamente a la cadena de producción como materia prima o energía. De igual forma, genera oportunidades para emprendimientos más verdes.

  1. Taiwán vs el plástico

Taiwán es otro de los países que se suma a la guerra contra el plástico. Este país asiático, el año pasado se propuso una meta para reducir el desperdicio y la contaminación que se produce a nivel nacional, pues según estimaciones de su gobierno, cada taiwanés en promedio utiliza 700 bolsas plásticas al año.

Se espera que para el año 2025 este número disminuya a 100  y a cero para el 2030 por consumo personal, poniendo fin a su distribución.

A la par de esta meta, también se harán programas de rescate y limpieza de sus playas, con la determinación de proteger las áreas contaminadas y la vida marítima por el riesgo que corren.

Si bien, las autoridades son optimistas y pretenden lograr alcanzar las cifras antes de la fecha propuesta. ¿Qué te parece?

  1. Ruanda, un ejemplo medioambiental para África oriental

Fue en el 2008 cuando el gobierno de Ruanda prohibió la fabricación, importación, uso y venta de las bolsas plásticas, convirtiéndose así en uno de los pocos países de África que tuvo éxito a la hora de implementar políticas medioambientales.

Y es que hace pocos meses, suman otra buena noticia para la comunidad medioambiental al haber aprobado un proyecto de ley que prohíbe la fabricación, uso y ventas de los plásticos de un único uso, tales como las pajitas o cubiertos.

Tanto Ruanda como Kenia, lideran dentro de los países africanos con legislaciones medioambientales que pretenden mejorar la vida de las personas a través de ambientes limpios.

  1. Alemania de la mano con el medio ambiente

En Alemania, cada ciudadano recicla una media de 415 kilos de residuos anualmente de acuerdo a un estudio publicado por la empresa financiera BDO y el Instituto de Economía de Hamburgo, convirtiendo a este país en uno de los líderes en reciclaje en Europa. Un gran ejemplo a seguir para la comunidad mundial.

No obstante, a comienzos de este año empezó a aplicarse una nueva normativa sobre el manejo de envases y embalaje, conocida en alemán como VerpackG, la cual pretende que las empresas participen en los costos medioambientales y, además, reduzcan en la medida de lo posible los residuos de envases.

Otro de los factores que incluye la norma, con el fin de evitar que determinados distribuidores eludan sus responsabilidades en cuanto a la eliminación de residuos, es que estos deben registrarse antes de poner en el mercado productos que incluyan materiales de embalaje o envase. Así, se logra una mayor equidad y transparencia en las responsabilidades con el medio ambiente.

De esta manera, estos precursores en la protección del medio ambiente, pretenden seguir fomentando el reciclado y la reutilización, además de disminuir los envases de un solo uso para bebidas.

  1. Costa Rica y su estrategia nacional para reducir el uso de plásticos descartables

Plastic_Ocean_(4408273247)

En Costa Rica, la situación actual de manejo de residuos es uno de los principales problemas ambientales que enfrenta el país.  De acuerdo con información del Ministerio de Hacienda cerca del 90% de las botellas plásticas no recolectadas terminan en ríos, playas y mares.

Este suceso, ha generado preocupación en un grupo de diputados en Costa Rica que han decido lanzar la “Ley para solucionar la contaminación de residuos plásticos”. Dicho proyecto busca eliminar la comercialización de productos de plásticos de un solo uso, los fabricados con estereofón y los que incluyan microperlas o microplásticos.

Otro punto que presenta el proyecto, es un impuesto al plástico orientado según el nivel contaminante de cada producto, que permitirá generar aproximadamente US$25 millones al año. De esta manera se logrará financiar actividades de recolección y recuperación de residuos, especialmente en zonas costeras.

Una acción necesaria ya que en el país se producen cerca de 4,000 toneladas de residuos sólidos anuales, de los cuales un 25% nunca llegan a un centro de reciclaje.

Galería (3)