Ladera Sur Aproximaciones al paisaje representado
Aproximaciones al paisaje representado

Arquitectura del Paisaje

Aproximaciones al paisaje representado

Arquitectos y Arquitectos del Paisaje trabajamos con métodos de representación; figuras, imágenes e ideas que sustituyen la realidad y nos permiten modelarla. En el caso de la arquitectura, las plantas, los cortes, las elevaciones, las maquetas, y en la actualidad los modelos virtuales son los medios que permiten desarrollar y visualizar las nuevas formas en etapa de proyecto.

El paisaje, por su parte, tiene una relación histórica indisoluble con la representación. El término landscape, traducción anglosajona de la palabra paisaje, nació como denominación de las imágenes pictóricas del entorno. No fue sino hasta una etapa posterior que amplió su definición para referirse también al entorno propiamente tal. Landscape fue primero una imagen, una idea representada por un observador y posteriormente se constituyó en un lugar real y tangible con el significado que le asignamos hoy.¹

Al aproximarnos a un sitio de proyecto, tanto arquitectos como arquitectos del paisaje, realizamos un levantamiento de la situación existente a través de planos, fotografías y croquis. La elaboración de esta documentación constituye una etapa previa al diseño y permite comprender, describir y definir el sitio de proyecto y sus variables. El levantamiento se constituye en un lenguaje de trabajo, el ámbito que posibilita la posterior manipulación y diseño de ese entorno.

A diferencia de las formas diseñadas íntegramente por el hombre, el paisaje supone ciertas dificultades al momento de ser representado que exigen, por parte del observador, de una aproximación creativa y propositiva para poder ser descrito y reconocido en su complejidad. En primera instancia se conforma de múltiples componentes; topografía, agua, vegetación, vientos, suelos y formas construidas. Muchos de estos se superponen en el territorio y requieren de un desglose por capas para ser visualizados. En ciertos casos la relación entre partes es indisoluble, como el caso de la topografía y el agua, en que donde la primera determina las formas y movimiento de la segunda. En la imagen 1, escultura de la arquitecta y artista Maya Lin, es posible observar una representación del Mar Caspio, en que se materializa el volumen del agua como el inverso de la topografía. En la imagen 2, por su parte, se muestra en plata la volumetría del Rió Hudson.

Caspian Sea, 2006. Baltic birch plywood.©Maya Lin
Caspian Sea, 2006. Baltic birch plywood.©Maya Lin
Silver River Hudson. ©Maya Lin
Silver River Hudson. ©Maya Lin

Segundo, el paisaje cuenta con componentes en permanente movimiento como el agua y la actividad humana y con otros de carácter “intangible” como el viento y la actividad geológica. Estos últimos inciden en las formas físicas del territorio y por lo tanto encontrar maneras de visualizar su acción constituye un desafío mayor. En las imágenes 3 y 4 se muestra la obra de Tim Knowels que elabora, a partir del movimiento de ramas producto del viento, obras de gran formato. Las formas e intensidades del viento quedan como resultado plasmadas en un dibujo.

Por último la interacción entre los elementos que conforman el paisaje desata procesos que lo modifican en el tiempo. A diferencia del paisaje inmutable que nos muestra Hebe Robinson en las fotografías superpuestas en la Noruega remota (imagen 5, 6 y 7) el paisaje es un lugar dinámico. La acción del hombre acelera cada día más estos procesos y explorar su representación se hace indispensable no solo para comprender las acciones que dieron forma al paisaje actual sino que como metodología para especular sobre su desarrollo futuro. Como afirma Corner: “Las técnicas de representación son centrales a cualquier acto critico de diseño. Siempre y cuando sea efectivo y verdadero que no puede haber ningún concepto de paisaje sin la construcción de imágenes previas”.²

Historic Images Superimposed on Present Day Landscapes of Norweigan Fishing Villages. ©Hebe Robinson
Historic Images Superimposed on Present Day Landscapes of Norweigan Fishing Villages. ©Hebe Robinson

(1) Landscape es la traducción literal de paisaje. Ambos conceptos definen tanto una extensión de terreno que se ve desde un sitio como la consideración artística de esta extensión, una imagen. Sin embargo la palabra landscape encuentra su origen en el prefijo land y el sufijo escape, tierra y escape, y la palabra paisaje lo encuentra en la palabra latina pagus. El pagus romano designaba a la aldea o lugar donde nacía o vivía una persona cuyo espacio estaba determinado por elementos geográficos. Resulta interesante que la etimología latina del término paisaje conlleve implícitamente las nociones de identidad local y de experiencia en el lugar lo que lo diferencia radicalmente de la naturaleza propiamente tal. Definiciones según el Diccionario de la Real Academia Española (www.rae.es, consultado en agosto de 2009).

(2) “Techniques of representation are central to any critical act in design. If it is true that there can be no concept of landscape without prior imaging.” James Corner (ed.), Recovering Landscape: Essays in Contemporary Landscape Architecture (New York: Princeton Architectural Press, 1998): 8. Traducido por la autora.

Galería (6)