Ladera Sur » Un censo colaborativo de mariposas ayuda colectar información sobre estos insectos y a diseñar medidas para su conservación
Un censo colaborativo de mariposas ayuda colectar información sobre estos insectos y a diseñar medidas para su conservación

Noticias

Un censo colaborativo de mariposas ayuda colectar información sobre estos insectos y a diseñar medidas para su conservación

En enero de este año se puso en marcha el proyecto Censo Global de Mariposas, una plataforma colaborativa que permitirá recolectar data e imágenes de mariposas en todo el mundo, para documentar el estado de las especies y sus poblaciones y así diseñar políticas y medidas de conservación de estos increíbles insectos esenciales en la polinización y cadenas alimenticias de nuestros ecosistemas. Este proyecto, que lidera la organización Friends of the Earth, invita a la ciudadanía global a convertirse en colaboradores y “científicos” y contribuir a conocer mejor a las mariposas, comprender las amenazas que enfrentan y colaborar con los esfuerzos de conservación. “Hay más de 230.000 especies de mariposas y polillas en todo el mundo. Por paradójico que parezca, aunque las mariposas son uno de los insectos más estudiados, todavía tenemos mucho que aprender sobre las diferentes especies”, apunta Paolo Bray, director del programa Friend of the Earth y de World Sustainability Organization. Las mariposas son también consideradas bioindicadores de salud ambiental, cuya presencia, ausencia o mutación indican un cambio en un entorno determinado. El censo ya ha logrado recibir e identificar más de 1.200 registros ciudadanos en 20 países. 

Mariposas monarca en México. Crédito: © Bárbara Tupper
Mariposas monarca en México. Crédito: © Bárbara Tupper

En enero de 2021 la organización Friends of the Earth lanzó que se convertiría en un proyecto ambicioso: construir una plataforma colaborativa en la que ciudadanos en todo el mundo, aficionados y apasionados admiradores de las mariposas, pudieran cargar sus fotografías a modo de registro para compartirlas con entomólogos, especialistas, otros usuarios y colaboradores, científicos en general. El proyecto fue impulsado por Paolo Bray, fundador también de la organización Friends of the Sea, perteneciente a World Sustainability Organization, una organización no gubernamental cuyo objetivo es proteger los hábitats críticos y las especies en peligro de extinción a nivel mundial mediante las certificaciones de sostenibilidad Friend of the Sea y Friend of the Earth y los proyectos de conservación y concienciación relacionados.

Casi 11 meses después, la plataforma ha permitido la recolección de data e imágenes sobre mariposas en todo el mundo, alcanzando más de 1.200 registros en 20 países, convirtiéndose en una fuente valiosa de información sobre las mariposas, sus especies, hábitats y amenazas, entre otros datos. Los registros llegan a la plataforma de manera sencilla: los colaboradores toman una foto y pueden enviarla o compartirla a un número telefónico a través de WhatsApp con datos sencillos, como la ubicación donde fue tomada la fotografía y, en caso de conocerla, el nombre de la especie. Esta data pretende convertirse también en la base del diseño de políticas públicas y planes de manejo que contribuyan a la conservación de estos grandiosos insectos, símbolos de belleza y con una función vital sobre la polinización y ecosistemas.

Ministrymon, captada en Ecuador. Crédito: Cortesía Friends of the Earth
Ministrymon, captada en Ecuador. Crédito: Cortesía Friends of the Earth

Pero, ¿cómo funciona el censo? Pues bien, la información enviada por los colaboradores es cargada y subida en una plataforma que permite la elaboración de un mapa interactivo (Ver Mapa) con la distribución de los especímenes. Ladera Sur conversó con los involucrados en este proyecto, además de Paolo Bray, con Clarissa Puccioni, coordinadora del proyecto, quienes contaron detalles y la importancia del monitoreo y estudio de las mariposas. Paolo Bray, quien es director y uno de los principales impulsores de esta iniciativa, cuenta:

Comenzamos a trabajar para proteger a las mariposas hace unos años. Primero nos centramos en Italia que, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), tiene el mayor número de variedades de mariposas en Europa, alrededor del 60% de todas las especies. Desafortunadamente, el 4% de esas especies están en riesgo de extinción debido a prácticas agrícolas intensivas que amenazan sus hábitats naturales y las consecuencias del cambio climático. Notamos que esta situación exacta estaba sucediendo en todo el mundo, y así nació la idea de un censo. En muchos países, el conteo de mariposas es una actividad muy popular. Incluso el famoso científico británico Sir David Attenborough ha dicho que participar en el conteo de mariposas es beneficioso para nuestra salud mental. Así que este pasatiempo se convirtió en nuestra inspiración para pedir ayuda a personas de todo el mundo para recopilar información sobre mariposas y polillas“.

Pieris brassicae, captada en Chile. Crédito: Cortesía Friends of the Earth
Pieris brassicae, captada en Chile. Crédito: Cortesía Friends of the Earth

En todo el mundo hay más de 230.000 especies de mariposas y polillas, un maravilloso ejemplo de biodiversidad, de acuerdo con Friends of the Earth. Además, estos insectos son considerados como bioindicadores potenciales de salud ambiental, cuya presencia, ausencia o mutación indican un cambio en un entorno determinado. Pero, la mala noticia es que, dada su fragilidad, las mariposas y polillas se ven afectadas por los más mínimos cambios en el medio ambiente, haciendo visibles alteraciones en los ecosistemas que de otra manera pasarían desapercibidas.

Crédito: Cortesía Friends of the Earth.
Crédito: Cortesía Friends of the Earth.

Algunos datos que maneja la organización pueden ser considerados alarmantes: Según Butterfly Conservation, 3/4 de las mariposas del Reino Unido están en declive. Las 56 especies en Gran Bretaña e Irlanda se consideran amenazadas debido al cambio ambiental; la mariposa monarca, quizás la especie más emblemática, ha disminuido en un 99 por ciento en los últimos 40 años. La UICN ha designado la migración de las mariposas Monarca, desde Canadá y el norte de los Estados Unidos hacia tierras del sur, como un fenómeno amenazado; en Australia, un estudio reciente del NESP Threatened Species Recovery Hub encontró que 26 especies de mariposas corren un riesgo significativo de extinción. Uno de ellos enfrenta un 90 por ciento de posibilidades de desaparecer en los próximos 20 años.

Gonepteryx rhamni, fotografiada en Italia. Crédito: Cortesía Friends of the Earth
Gonepteryx rhamni, fotografiada en Italia. Crédito: Cortesía Friends of the Earth

Entonces, ¿por qué es importante estudiar y monitorear las poblaciones de mariposas? Para responder esta pregunta, Clarissa Puccioni, naturalista y coordinadora del Censo Global de Mariposas, explica: “Las mariposas son insectos polinizadores imprescindibles, que mediante el proceso de polinización de una flor a otra, permiten el nacimiento de nuevas generaciones florales. Su papel ecológico se extiende a la parte de presa de múltiples animales en la cadena alimentaria, incluidos reptiles, anfibios, monos y otros artrópodos, como arañas y libélulas. Debemos protegerlos no solo por su importancia ecológica y científica, sino también por su presencia en un mismo planeta en el que debemos convivir. En estos términos también adquieren valor cultural y espiritual“.

Artículo relacionado  Llanquihue avanza en la conservación de sus humedales urbanos

—¿Cuáles son las principales causas o amenazas a las que se enfrentan las mariposas y las razones de la disminución de su población?

—Clarissa Puccioni: Existen diferentes tipos de amenazas: desde el uso indebido de plaguicidas y fertilizantes, hasta la explotación descontrolada del suelo por actividades agrícolas o urbanísticas, desde la mala gestión de hábitats protegidos hasta el cambio climático. Además, la introducción de especies no autóctonas de países de diferentes características provoca un conflicto con las autóctonas, que en general son las más afectadas. Esto se debe a que los intrusos encuentran condiciones mucho más favorables en el nuevo hábitat. Las mariposas son insectos susceptibles a los más mínimos cambios, y la gran mayoría de las actividades humanas no son compatibles con el microcosmos del que forman parte las mariposas. Especialmente cuando no hay control y una buena gestión. Un ejemplo de mala gestión sería cuando los tractores utilizados en actividades agrícolas arrasan las plantas florales necesarias para que las mariposas se alimenten. De hecho, muchas mariposas de los pastizales (especialmente las de la familia Lycenidae) dependen de métodos tradicionales como la siega en rotación para crecer y reproducirse.

Pieri napi, captada en Italia. Crédito: Cortesía Friends of the Earth.
Pieri napi, captada en Italia. Crédito: Cortesía Friends of the Earth.

—¿Cuáles son las principales causas o amenazas a las que se enfrentan las mariposas y las razones de la disminución de su población?

—Paolo Bray: La pérdida de hábitat es una de las principales causas de la disminución de las poblaciones de mariposas. Además del calentamiento global y el cambio climático, la agricultura y el desarrollo urbano insostenibles tienen una enorme responsabilidad en la alteración del hábitat natural de las mariposas. Tomemos el caso de la icónica mariposa Monarca: los científicos han señalado la desaparición del algodoncillo como una de las principales razones del dramático declive de la especie. El algodoncillo se vio gravemente afectado cuando los agricultores comenzaron a plantar cultivos tolerantes a herbicidas en la década de 1990. Afortunadamente, podemos hacer algo al respecto, y la misión de Friend of the Earth ha sido promover prácticas agrícolas sostenibles que preserven el ecosistema.

—¿Qué tipo de datos se pueden recopilar de los avistamientos y cómo pueden ser útiles para los investigadores, los estudios científicos y la gente en general?

—Clarissa Puccioni: Los datos de métodos científicos como transectos, análisis genéticos y muestreo de campo son útiles para verificar la evolución demográfica en un país / región determinado, durante un período determinado. Los datos que recopilamos de los “científicos ciudadanos” son extremadamente útiles. Por lo general, los investigadores carecen del tiempo y los recursos necesarios para realizar este tipo de investigación de campo. De esta manera es posible determinar la cantidad y la calidad de las mariposas a lo largo de los años, y comprender cuáles se están volviendo raras o si hay algún cambio relevante en las poblaciones.

Mariposa Monarca. Crédito: © AlianzaWWF-FundacionTelmexTelcel
Mariposa Monarca. Crédito: © AlianzaWWF-FundacionTelmexTelcel

—Las mariposas tienen una esperanza de vida generalmente corta, así que: ¿Cómo puede ser útil el censo si los datos recopilados siempre cambian y los números pueden variar, ya que mueren o desaparecen en cuestión de semanas?

Artículo relacionado  Los territorios y áreas conservadas por Pueblos Indígenas y comunidades locales exhiben ecosistemas más saludables

—Clarissa Puccioni: En realidad, no todas las mariposas viven poco tiempo. Hay especies como el paleártico Gonepteryx rhamni y la Vanessa antiopia que pueden sobrevivir un año de vida. El Pieris rapae común vive alrededor de 4 semanas, mientras que el famoso Monarca (Danaus plexippus) hasta ocho meses. Independientemente de la esperanza de vida, lo que importa es la presencia en una fecha y lugar precisos porque la mariposa ha cumplido allí su tarea, en ese momento, ayudando a mantener el equilibrio que alimentará a las nuevas generaciones. Los estudios estadísticos siempre se basan en determinados marcos temporales en los que ha existido una determinada especie con su papel. Si se detectan cambios significativos en un hábitat durante un período de tiempo, por ejemplo, esto significa que algo ha cambiado a nivel demográfico, trófico y ambiental externo que no había ocurrido previamente porque había ese número de individuos y especies en ese tiempo.

—¿Qué ha sido para usted y su equipo lo más gratificante de este proyecto? ¿Qué crees que ha sido el más desafiante?

—Paolo Bray: Sin duda, lo más gratificante es ver a personas de diferentes partes del mundo participar en este esfuerzo por comprender y proteger mejor a las mariposas. Desde Japón hasta Marruecos, desde Argentina hasta Bulgaria, estamos abrumados por la respuesta. Nos anima a seguir trabajando en este proyecto a largo plazo. De hecho, hasta ahora hemos recopilado una cantidad interesante de imágenes, pero para tener un impacto científico real, necesitamos recopilar mucha más información. La parte más desafiante ha sido comenzar el proyecto desde cero y creer que era posible hacerlo realidad. Sin embargo, siempre estuvimos convencidos de que debía ser una iniciativa global y ambiciosa.

Vanessa carye, captada en Chile. Crédito: Cortesía Friends of the Earth.
Vanessa carye, captada en Chile. Crédito: Cortesía Friends of the Earth.

—¿Qué acciones se podrían tomar para proteger a las mariposas en todo el mundo?

—Clarissa Puccioni: Ciertamente sería muy importante dar a conocer su condición como grupo animal, a través de conferencias o eventos educativos gratuitos, cursos de agricultura sostenible, etc. Además, los proyectos basados en la ciencia ciudadana, como este censo global, son una herramienta formidable para el conteo de individuos y especies, capaces de atraer a las personas y hacerlas sentir útiles en las acciones de conservación. También sería fantástico si los gobiernos implementaran medidas para la protección de las mariposas, como el análisis de hábitats, la financiación de proyectos relacionados con la protección de áreas de especial interés, la promoción de productos de agricultura sostenible.

—¿Qué le gustaría que la gente supiera o recordara cuando lean esta historia sobre su proyecto? ¿Qué le gustaría que tuvieran en cuenta después de aprender sobre las mariposas?

—Paolo Bray: Me gustaría que la gente recordara que todos podemos ayudar a ampliar el conocimiento científico. Este es el aspecto más maravilloso del censo mundial de mariposas: cualquier persona, en cualquier región o país del mundo, puede apoyar el trabajo de los científicos simplemente tomando una fotografía. Cuando veas una mariposa, toma una foto, asegurándote de no molestar al insecto, y envíala al siguiente número de WhatsApp: +393512522520 junto con las coordenadas de posición. El equipo de Friend of the Earth identificará las especies de mariposas, cargará un mapa interactivo en nuestro sitio web y lo introducirá en una base de datos. De esta manera, ayudarás a crear conciencia sobre las mariposas y a mejorar las herramientas de conservación para protegerlas.

Galería (6)