Ladera Sur “Promotor de los océanos” realiza nueva odisea a nado en la Antártica
“Promotor de los océanos” realiza nueva odisea a nado en la Antártica

Noticias

“Promotor de los océanos” realiza nueva odisea a nado en la Antártica

Lewis Pugh, el abogado defensor de los océanos y pionero nadador, realizó un nado a larga distancia en el gélido mar de Bellingshausen, para llamar la atención sobre de la necesidad de declarar tres nuevas áreas marinas protegidas en la Antártica; el mayor plan de protección oceánica de la historia.

Para quienes no han escuchado hablar aún de Lewis Pugh, este abogado marítimo y nadador profesional no sólo fue la primera persona en completar un nado de larga distancia en cada uno de los océanos del mundo, sino que además ha combinado esta pasión por el nado con la protección de estos ecosistemas vulnerados.

©Kelvin Trautman
©Kelvin Trautman

Hoy Pugh es una figura destacada en los esfuerzos por proteger los océanos. En 2010 fue nombrado Joven Líder por por el Foro Económico Mundial y en 2013 la ONU lo nombró “Promotor de los Océanos”. Pero lo que lo lleva hoy a realizar esta impresionante hazaña en la Antártica, tiene relación con un objetivo mucho más macro: el mayor plan de protección oceánica de la historia al que llama Antártica 2020.

En 2016 Pugh ayudó a negociar la creación de la mayor Área Marina Protegida de la historia en el Mar de Ross en la Antártica. Las negociaciones requerían un consenso entre 24 naciones y la Unión Europea, algunas de las cuales tenían disputas de larga data entre sí. Los medios calificaron sus esfuerzos como “La Diplomacia Speedo” y ahora, a raíz de esta exitosa negociación de octubre pasado, el “Promotor de los Océanos” de las Naciones Unidas y nadador extremo, se prepara para algo jamás visto.

©Kelvin Trautman
©Kelvin Trautman

Desde este martes 13 de diciembre y durante los próximos tres años, Pugh y su equipo trabajarán para asegurar tres Áreas Marinas Protegidas adicionales en las áreas antárticas vulnerables de la Antártida Oriental, el Mar de Weddell y la Península Antártica –esta última propuesta por Chile y Argentina–.

Junto con el reciente Mar de Ross, estas áreas protegidas adicionales abarcarán casi 7 millones de kilómetros cuadrados –aproximadamente el tamaño de Australia–, una cifra que vendría a mejorar considerablemente el panorama actual en donde los océanos de alta mar representan el 45% del mundo y sin embargo están en gran medida desprotegidos.

©Kelvin Trautman
©Kelvin Trautman

“Chile tiene un importante rol en la protección de la Antártica. Obviamente, Chile está muy cerca de la Antártica, son vecinos, pero además, acaba de proponer una gran Área Marina Protegida en la Península Antártica. Ahora Chile debe convencer a 23 otras naciones y a la Unión Europea para conseguir respaldo de su acción”, expresó Pugh.

Su intención es que estas tres Áreas Marinas Protegidas sean declaradas de aquí al 2020, coincidiendo con el aniversario número 200 del descubrimiento de la Antártica por el explorador ruso, el Almirante Bellingshausen.

Nados gélidos

©Kelvin Trautman
©Kelvin Trautman

Pugh lanzó la campaña con un nado de larga distancia en el gélido mar de Bellingshausen –en la Antártica– el martes 13 de diciembre. Nadó 1 km en 17 min 30 seg, en el agua que alcanzaba una temperatura de 0 grados.

Pugh continuará realizando nados de agua fría de aquí al 2020, para atraer la atención pública y mantener el impulso de su campaña. “Estos nados me ayudan a mostrar al mundo lo valiosas que son estas últimas áreas salvajes de la Antártica“, dice Pugh.

Al respecto, el Director Ejecutivo de las ONU Medioambiente, Eric Solheim señaló que “La declaración del Área Marina Protegida del Mar de Ross no podría haber llegado en un momento más crucial. Estableció un precedente importante, ahora este es el siguiente paso crucial en la protección del Océano Antártico”.

Apoyo global

©Kelvin Trautman
©Kelvin Trautman

Además de contar con el respaldo de las Naciones Unidas, la Campaña Antártica 2020 contará con el apoyo de importantes líderes mundiales, científicos, ambientalistas, políticos y activistas por la paz. Esta presión pública es clave, ya que una vez más, todos los miembros de CCRVMA (las 24 naciones más la Unión Europea que supervisan los océanos antárticos) tendrán que unirse para acordar ampliar esta protección.

Pugh expresa: “No tenemos otros veinte años para proteger las últimas áreas salvajes del mundo. La protección de estos océanos los hace más resistentes al cambio climático y les permite ayudar a otros océanos a recuperarse de la sobreexplotación pesquera”.

“Hemos entrado en una nueva era de incertidumbre, con muchos logros para la conservación que ahora están bajo amenaza. Es el momento de aprovechar nuestro éxito reciente en el Mar de Ross. Con el apoyo público, creo que podemos lograr el plan de protección de los océanos más ambicioso de la historia”, concluye el abogado marítimo.

Galería (4)