Ladera Sur La Reserva Nacional Pingüino de Humboldt se une contra el plástico en los océanos
La Reserva Nacional Pingüino de Humboldt se une contra el plástico en los océanos

Noticias

La Reserva Nacional Pingüino de Humboldt se une contra el plástico en los océanos

Este sábado 28 de julio realizarán una primera jornada de limpieza en el borde costero de la isla Chañaral y caleta Chañaral de Aceituno. En noviembre se sumarán Punta de Choros y las demás islas de la reserva.

El próximo sábado 28 de julio y hasta agosto, más de 80 voluntarios –principalmente buzos certificados y surfistas– serán los encargados de limpiar el borde costero en la Reserva Marina isla Chañaral, en la región de Atacama. La idea es incluir a este lugar, conocido por su biodiversidad marina, en la batalla contra el plástico en los océanos y transformar este material contaminante en tablas de surf 100% sostenibles.

La actividad es organizada por la estación de buceo Explorasub y la Asociación de Turismo local de Chañaral de Aceituno, y cuenta con el apoyo de Conaf y Sernapesca, entidades que se han unido en una campaña inédita de limpieza que se extenderá a las islas Gaviotas, Damas y Choros, en la región de Coquimbo, entre noviembre y diciembre próximo, abarcando así la totalidad de la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt.

Según el buzo César Villarroel, coordinador de la actividad, en la zona se realizó un catastro donde se encontró en todo el borde costero de la isla Chañaral, plástico, plumavit, boyas, cordeles y otros elementos que llegan a la orilla debido a las corrientes oceánicas, así como también de los tsunamis y marejadas que han arrastrado materiales principalmente desde la bahía de Coquimbo.

©César Villarroel
©César Villarroel

“Es muy importante que los esfuerzos ya no sólo se enfoquen en lugares con mucho turismo o masivos; debemos poner atención a los lugares que no generan basura pero que sí la están recibiendo, como es el caso de las islas que componen esta reserva nacional”, agrega Villarroel. El buzo explica que este borde costero constituye un espacio de interacción entre el medio acuático y el terrestre: “En él especies tan representativas como el pingüino de Humboldt o la nutria de mar, que efectivamente ocupan este espacio, pueden ver afectada su relación ecosistémica producto de la basura”.

Las actividades de limpieza del borde costero surgen de la preocupación de las comunidades y organizaciones por el creciente impacto que ha generado la actividad humana en estos ecosistemas.  Para Miriam Álvarez, presidenta de la Junta de Vecinos de Chañaral de Aceituno, este tipo de iniciativas requiere de la unión de las comunidades. “Chañaral de Aceituno, una zona privilegiada con el avistamiento de ballenas y de un turismo creciente que nos beneficia a todos, se ha sumado a esta campaña para dar un ejemplo a otras comunidades de Chile en el cuidado y protección de sus espacios naturales desde la acción”, dice.

La primera actividad es abierta para todo el público y será el sábado 28 y domingo 29 de julio con la recolección de residuos en el borde costero de Chañaral de Aceituno y comenzará ambos días a las 8:00 de la mañana.

Chungungo ©César Villarroel
Chungungo ©César Villarroel

Desde el 1 de agosto comenzará la limpieza del borde costero de isla Chañaral con voluntarios de experiencia en el agua, ya que los desembarcos a los distintos puntos de la isla serán desde una embarcación, muy cerca de la costa, debido a que casi todo el contorno está cortado por acantilados y la única manera de llegar a su borde costero es por vía marítima.

El material recolectado que sea reciclable será transportado a Santiago para ser procesado y transformado en prototipos de tablas de surf hechas 100% de plástico reciclado. Mientras que los residuos que no puedan ser reutilizados, serán transportados a un relleno sanitario de Vallenar para su disposición final.

Caleta Chañaral ©César Villarroel
Caleta Chañaral ©César Villarroel

Sara Pinochet, de Sustentabla, organización que está trabajando en la creación de tablas a partir de plásticos, explica: “Nuestra misión es inspirar a las comunidades para buscar soluciones que contribuyan a que vivamos conectados con nuestro entorno. Queremos ser parte de la solución del problema que actualmente viven los océanos, y creemos que la forma de hacerlo es transformando el plástico en tablas de surf como una alternativa a la transformación de un problema en una idea innovadora”.

La actividad ha sido posible gracias a la unión de los esfuerzos de pymes, ONGs y organizaciones sociales. Terminará el 25 y 26 de agosto con la clasificación de la basura y será animada por grupos de música locales que cerrarán la jornada. Para más información escribir a [email protected].

Pinguinos de humboldt©César Villarroel
Pinguinos de humboldt ©César Villarroel

Galería (3)