Ladera Sur El gran mito: “los cactus son súper fáciles de cuidar”, pues no.
El gran mito: “los cactus son súper fáciles de cuidar”, pues no.

Noticias

El gran mito: “los cactus son súper fáciles de cuidar”, pues no.

Hemos conocido mucha gente frustrada que sus cactus o suculentas han muerto muy rápidos y no entienden como es posible. Efectivamente las suculentas son plantas bastante llevaderas, el hecho de que no necesiten agua diariamente hace que su cuidado sea algo más fácil, pero eso no significa que no requieren cuidado. Lo bueno es que existen cuidados básicos que nos ayudaran a mantenerlas en buenas condiciones:

1. Nunca sobre regarlas: los cactus y las suculentas tienen una capacidad increíble de sobrevivir sin agua. La forma más típica de matarlas es regándolos mas de la cuenta. No hay una fórmula exacta de riego ya que cada especie varia en cada estación del año, pero una buena referencia es no volver a regalarlas hasta que la tierra este seca. En nuestro caso durante el verano regamos un par de veces a la semana y en el invierno puedes ser con un par de semanas de diferencia o incluso un mes. En nuestros paseos por cactarios y coleccionistas hemos conocido personas que pasan meses sin darles una gota de agua.

2. Mucha luz no es igual a sol directo. Este tipo de plantas crecen en condiciones bastante extremas lo que no significa que aguanten todo, el sol muchas veces puede ser mortal, por eso debemos cuidar que horario de sol les da y en que parte de la casa están mejor iluminadas, el sol de la mañana es recomendable, pero puede ser el de la tarde también, lo importante es que no pasen expuestas a sol intenso por muchas horas. Si queremos tener plantas aun mas contentas elijan el sector de sus casa con más luz, así que crecen más rápido y mas lindas.

3. El drenaje. Tal como comentamos en el punto 1, la forma más típica de matar estas plantas es por el exceso de agua, así que no solo debemos cuidar de cuantas veces las regamos si no que también cuenten con un buen sistema de drenaje. Esto se puede solucionar de varias maneras: lo primero es el tipo de tierra, los expertos siempre recomienda que la tierra en la que se planten tenga un porcentaje importante de arena, otra forma de cuidar este tema es usar maceteros con orificios, si no es el caso, es necesario empezar la base de la planta con carbón y piedras, lo primero permite absorber la acumulación de agua y lo segundo permite que el agua quede en un área aparte de la tierra separada por las piedras.

Galería (1)