Ladera Sur » El Desierto Florido que destaca en los alrededores de Copiapó
El Desierto Florido que destaca en los alrededores de Copiapó

Noticias

El Desierto Florido que destaca en los alrededores de Copiapó

Desde finales de agosto que el Desierto Florido está presente en la Región de Atacama. Según la información oficial entregada por la Corporación Nacional Forestal, se ubica en 40 kilómetros alrededor de Copiapó y es producto de las precipitaciones del 23 de junio de 2021, las que junto a las condiciones de humedad y temperatura adecuadas, permitieron germinar a las semillas durmientes. Por ahora, la especie más abundante es la pata de guanaco, que adorna de fucsia la zona. ¿Por qué se produce este fenómeno? ¿Por qué es beneficioso para el ecosistema? ¿Qué cuidados hay que tener para visitar? ¿Volverá a florecer luego de las precipitaciones de agosto? Aquí te lo contamos.

Una parte del desierto cubierta mayoritariamente de los colores fucsia de pata de guanacos (Cistanthe longiscapa) es lo que destaca actualmente en un radio de 40 kilómetros alrededor de Copiapó. Así describe César Pizarro, biólogo y jefe de la sección de Conservación de la Diversidad Biológica de la Corporación Nacional Forestal (Conaf) el fenómeno del Desierto Florido que es posible observar desde el 27 de agosto en el desierto de Atacama.

 

Esta floración, dice, se produjo gracias a las precipitaciones del pasado 23 de junio de 2021, que dejaron cerca de 14 milímetros de agua caída en la zona, de acuerdo con lo que reportó en ese entonces la Oficina Nacional de Emergencias (ONEMI).

Así, luego de dos meses, semillas durmientes de ambientes desérticos encontraron las condiciones ideales de humedad y temperatura para florecer.

Flores en el llano territorio de Copiapó

“El Desierto Florido es un fenómeno que ocurre cuando precipita sobre 15 milímetros en distintas partes del desierto de Atacama, pero se caracteriza en dos territorios: uno que tiene que ver con los llanos centrales, que es donde crecen mantos de vegetación extensos, kilométricos, lo que permite tener una panorámica virtual de mantos fucsias tremendamente bellos. Eso es una foto del Desierto Florido que es la que más comúnmente uno puede ver. El otro territorio es el desierto florido de las serranías que son las flores que crecen en la Cordillera de la Costa y en el litoral de Atacama”, explica Pizarro, quien agrega que actualmente la información oficial es que se ubica en los llanos: “Si alguien quiere venir este o el próximo fin de semana el destino es Copiapó”.

A propósito, donde está actualmente la floración no abarca ningún área protegida del Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SNASPE), pero sí un polígono categorizado como Bien Nacional Protegido Desierto Florido de Travesía.

Añañuca amarilla ©Instagram Almacosmica1
Añañuca amarilla ©Instagram @Almacosmica1

Ahí, según puntualiza Pizarro, la especie que más es posible ver actualmente es la pata de guanaco (Cistanthe longiscapa), pero también puede haber distintas especies de suspiros (Nolana) que forman alfombras de colores lilas o azulados. También hay un paño con algunas añañucas amarillas (Rhodophiala bagnoldii).

Eso sí, es importante tener en cuenta no se puede ingresar con vehículos (haciendo eso se pueden matar flores, semillas y afectando al material genético); no pisar las flores ni cortarlas; tampoco llevar mascotas. Sí hay que llevarse la basura.

Artículo relacionado  Las lluvias de otoño despertaron al Desierto Florido: será más pequeño que en años anteriores

La importancia del Desierto Florido

En 2017 el Desierto Florido recibió a casi 12 mil personas en el Parque Nacional Llanos del Challe, quienes pudieron ver las cerca de 200 especies que deslumbraron con sus colores el lugar. Luego de tres años, nuevamente los brotes florecieron en 2020, en la zona del cerro Centinela, al sur del parque nacional antes mencionado y la caleta Chañaral de Aceituno. Ahora, nuevamente el fenómeno sucede, un año después del anterior, pero hacia la zona de llanos. Eso si, los fenómenos de 2020 y este año son de menores proporciones que en 2017.

Desierto Florido ©César Pizarro Conaf (3)
Desierto Florido ©César Pizarro Conaf 

Normalmente, y tal como explicamos anteriormente en una nota previa en Ladera Sur al Desierto Florido de 2017, se explica que “cada cierto número de años, en el desierto más árido del mundo se producen lluvias invernales inusualmente asociadas por lo general el Fenómeno del Niño. Cuando estas precipitaciones alcanzan un mínimo de 15mm de agua caída, en la fecha adecuada y con las temperaturas y humedad ideales, es cuando el desierto se transforma en un campo lleno de colores y vida durante la temporada de primavera”.

Lee también: Desierto florido: ¿Cómo se produce este fenómeno de la naturaleza?

Sobre la periodicidad del evento, Pizarro comenta que la anterior es la información oficial sobre el fenómeno, pero que siempre puede ser variable. “Hemos tenido Fenómeno de la Niña, con lluvia y flores. Entonces ¿tiene que ver con el Fenómeno del Niño o no? Tiene que ver con los impactos del cambio climático. La información científica mundial es clara: el comportamiento del planeta está teniendo cambios irreversibles en el comportamiento de los climas, y eso tiene que ver con eventos que son erráticos; cambian su frecuencia, intensidad y magnitud (…). Lo que sí podemos hacer y que estamos haciendo ahora es tomar datos para ir comprendiendo lo que está pasando. Para contar que quienes tomen decisiones tomen, ojalá, las mejores”.

Pata de guanaco ©Conaf
Pata de guanaco ©Conaf

Sea cuando sea, eso sí, el Desierto Florido tiene una importancia ecosistémica. El año pasado, cuando sucedió este evento, Nicolás Lavandero, biólogo e investigador del Instituto de Ecología y Biodiversidad (IEB) comentó para una nota de Ladera Sur que existe todo un ecosistema que crece alrededor de las flores: aves, insectos, reptiles, polinizadores y guanacos. En ese sentido, en aquel artículo también se explico que hay especies que habitan en un estado de dormancia y que despiertan durante las floraciones.

Lee también: Las lluvias de otoño despertaron al Desierto Florido: será más pequeño que en años anteriores

Asimismo, Pizarro explica que “cuando llueve, se arma una cadena: los reptiles tienen flores, los insectos tienen alimento, dejan sus huevos, los caracoles del desierto pueden reproducirse y dejar sus huevos para una siguiente temporada. Aumentan los roedores por las semillas, y con ello, las rapaces que se alimentan de los roedores. Es la cadena trófica que se activa y produce una dinámica. Eso activa la energía, los nutrientes, los flujos del control climático, estabiliza el clima, entonces es super favorable”. Ahora, el profesional también advierte: “obviamente si tenemos lluvia, si caen 20 mm de agua en 10 minutos hay aluvión, significan que bajan todas las quebradas y miles de semillas por ejemplo, que llevan ahí 10- 20 años puedan tener una oportunidad para salir a la superficie y ver el sol, finalmente se las lleva el agua y quedan enterradas y quizás en 20 mil años más estén como fósiles”.

Desierto Florido César Pizarro Conaf (4)
Desierto Florido César Pizarro ©Conaf 

¿Qué pasará debido a las lluvias caídas en agosto?

El 24 de agosto se presentaron precipitaciones en Copiapó que dejaron cerca de 19 mm de agua caídos. Esto más condiciones de humedad y temperatura adecuadas, podrían generar un brote a principios de octubre. Al respecto, Pizarro, de Conaf, dijo: “esta lluvia fue muy abundante también, pero en algo que coinciden esta y la precipitación de junio es que la zona donde más hubo lluvia fue Copiapó, lo que no es común. Entonces los campos de flores son cercanos a Copiapó (…)”. Ahora, también explica que se está reuniendo información en la zona para ver en qué zonas llovió y en cuáles podría florecer. “Si vemos que hay sectores con un sustrato adecuado para la floración, podemos decir que hay que monitorear y ahí estaremos emitiendo información. Por ahora, el desierto florido está en 40 km en un radio de Copiapó”.

Desierto Florido César Pizarro Conaf (5)
Desierto Florido César Pizarro ©Conaf

Galería (7)