Ladera Sur ¡Desde la noche hasta el amanecer! Lluvia de estrellas será visible desde todo el hemisferio sur
¡Desde la noche hasta el amanecer! Lluvia de estrellas será visible desde todo el hemisferio sur

Noticias

¡Desde la noche hasta el amanecer! Lluvia de estrellas será visible desde todo el hemisferio sur

La noche del martes 5 de mayo el cielo se iluminará con la colisión de pequeños meteoros que se desintegrarán al entrar en contacto con nuestra atmósfera, lo que dará la impresión de estar viendo decenas de estrellas fugaces en el firmamento. Si no alcanzas a ver el espectáculo nocturno, puedes aprovechar los minutos antes del amanecer, ya que será el momento donde habrá mayor avistamiento de destellos. Lo mejor es que no será necesario salir del hogar, ya que podrá ser percibido a simple vista, sin telescopios ni prismáticos. Un buen panorama para sobrellevar el aislamiento de la cuarentena y, por qué no, para pedir unos cuantos deseos.

Desde las 6 de la tarde, momento en que el sol se esconde en el horizonte, hasta eso de las 7:30 de la mañana, hora en que comienza a amanecer, será posible observar el fenómeno astronómico Eta Acuáridas, el cual consiste en decenas de destellos lumínicos en el cielo que podrán apreciarse con mayor claridad desde todo cualquier lugar del hemisferio sur. Se estima que cada hora hasta 40 meteoros incandescentes surcarán el firmamento en todas direcciones, espectáculo que además incluirá largas estelas brillantes a su paso, lo que lo convierte en un evento imperdible. Según indicó la NASA al medio británico BBC, las horas previas al alba serán las de mayor avistamiento. 

¿Por qué se llama Eta Acuáridas? El nombre de este fenómeno astronómico se debe a que los científicos creen que proviene de la constelación de Acuario, particularmente de Eta Aquarii, que es una de sus estrellas más brillantes, la cual se encuentra a 184 años luz de nuestra Tierra. Si bien Eta Acuáridas es comúnmente conocida como la “lluvia de estrellas”, en realidad, no tiene nada que ver con estos astros. “Más bien se trata de pequeños pedacitos de roca, o granos de polvo, que se acercan a nuestra atmósfera y al entrar en contacto con ella se desintegran generando destellos de luz”, señaló a Ladera Sur la directora de la Fundación Chilena de Astronomía, Elise Servajean. 

No son estrellas, son escombros

Según la NASA, cada una de estas rocas espaciales viajará dentro de la atmósfera de nuestro planeta a unos no despreciables 66 kilómetros por hora. Servajean explica que este polvo cósmico es parte de la estela dejada por el Cometa Halley, partículas que comienzan a colisionar con nuestro planeta a partir del día 21 de abril hasta el 20 de mayo, siendo un fenómeno que se repite todos los años: “Según avanzan los días el planeta se va adentrando cada vez más en la estela de material del Cometa Halley. El día en el que estamos más de lleno en la estela es el martes 5 de mayo, por ese día tiene la mejor noche para observarlo”. Como dato curioso, las partículas que se verán esta noche no son de la última vez que pasó el cometa Halley por la tierra (1986), sino de rocas que se desprendieron del astro hace cientos de años. 

Lluvia de estrellas ©Diana Robinson / Flickr
Lluvia de estrellas ©Diana Robinson / Flickr

Consejos para aprovechar al máximo la lluvia de estrellas

La gran contaminación lumínica que se vive dentro de las ciudades -que a diferencia de la contaminación atmosférica no ha disminuido con las medidas de aislamiento- podría ser una de las principales limitaciones a la hora de observar el fenómeno. Otro problema es la luna llena, que según la Sociedad Americana de Meteoritos estará al 91%, y su luminosidad hará que los destellos de las “estrellas fugaces” se vean más débiles. Pero a pesar de las dificultades, Eta Acuáridas podrá ser observado a simple vista, sin necesidad de ningún implemento óptico

A la hora de posicionar la vista, conviene hacerlo cerca del horizonte, ya que ese es el lugar donde se suelen ver más. En cuanto a la hora más adecuada para observar las “estrellas fugaces”, comenzarán a verse desde la medianoche, pero la suerte la tienen los madrugadores: los mayores avistamientos ocurren en las horas previas al amanecer. 

“Si quieren disfrutar de este lindo evento lo mejor es recostarse en el suelo para ver el cielo, si es que pueden. No utilicen ni telescopios ni prismáticos, estos eventos es mejor verlos a simple vista ya que las “estrellas fugaces” viajan en todas direcciones. Se deberían ver del orden de 40 meteoros por hora, así que si están atentos seguro que ven varios. Solo relájense y miren hacia el noreste de preferencia en la madrugada. Por supuesto es mejor verlo desde sitios oscuros, pero debido al coronavirus es más importante que nos cuidemos y que cuidemos a los otros”, concluyó Servajean.