Ladera Sur CONAF advirtió que la reserva de agua del Lago Peñuelas se podría secar para marzo de 2020
CONAF advirtió que la reserva de agua del Lago Peñuelas se podría secar para marzo de 2020

Noticias

CONAF advirtió que la reserva de agua del Lago Peñuelas se podría secar para marzo de 2020

La jefa del departamento de Áreas Silvestres Protegidas de la Región de Valparaíso de la Corporación Nacional Forestal (Conaf), Javiera Meza, aseguró que para marzo la reserva de agua del Lago Peñuelas podría llegar a 0%. Esto, según explica, es efecto de las bajas precipitaciones en 2019 en la zona central, y que una medida importante para mejorar la producción hídrica en estos momentos es la prevención de incendios y la protección del bosque nativo presente. Aquí te entregamos toda la información.

La Reserva Nacional del Lago Peñuelas se enfrenta a una “situación crítica”, según estima la Corporación Nacional Forestal (Conaf). La jefa regional del departamento de Áreas Silvestres Protegidas de Conaf, Javiera Meza, dijo que para marzo la reserva de agua del Lago Peñuelas podría secarse completamente.

Actualmente, la reserva del lago tiene una reserva del 5%, pero según Meza, en marzo podría llegar a 0%. La experta agregó que esto se produce porque la reserva se alimenta de las lluvias del sector que este año fueron considerablemente menores. “Peñuelas es lago producto de las aguas lluvia. Tenemos una cuenca cerrada que protege la Reserva Nacional Lago peñuelas que tiene una superficie de 9200 hectáreas. A la vez, las pocas precipitaciones que son absorbidas por la propia tierra y cuando son mas abundante escurren hacia el centro del lago, pero este año el escurrimiento fue el mínimo”, aclara Meza.

Para hacerse una idea, normalmente la reserva se alimenta de 505 milímetros al año, pero en 2019 sólo recibió 100 milímetros de agua. En la actualidad, según los datos entregados por la jefa de Áreas Silvestres Protegidas de la Región de Valparaíso, hay solamente 90 hectáreas de espejo de agua cuando su capacidad máxima hemos tenido hasta 1600 hectáreas.

Sin embargo, cuenta que si bien sería la primera vez que podría secarse por completo, ya se han vivido situaciones similares en las que el lago ha tenido solo 5 hectáreas de superficie de agua. Que el lago se seque de aquí al mes de marzo, agrega, “es una probabilidad por el hecho de altas temperaturas del verano que producen mucha evapotranspiración. Tenemos un lago bajo, es decir, su profundidad no llega más allá de 40 – 50 cm. Este año, como ha estado muy fuerte la situación de estrés hídrico podría ser similar”.

Junto a esto, la experta señaló a la Estrella de Valparaíso que “para apagar los incendios también se saca agua del lago, y recientemente han existido muchos”.

Prevención de incendios y protección de los bosques nativos

Consultada sobre cómo esto puede afectar a la flora y fauna del lugar, Javiera Meza, aclara que la prioridad de CONAF es la prevención de los incendios en la zona. “En la medida que no tenemos incendios en la zona y que nuestra cubierta vegetal siga siendo la misma podemos retener más agua y alimentar el lago”, dice.

“También la vegetación nativa es muy importante, hacia el sector este de la reserva tenemos una superficie mayor a la plantada en especies nativas y ellas son los que capturan las neblinas costeras y las lluvias cuando lleguen. A través de su sistema de raíces pueden retener más agua y retenerla de manera más paulatina, por lo tanto, todo lo que tiene que ver con la población nativa para nosotros es relevante y, en ese objetivo, se esta haciendo una reconversión de algunas especies forestales por nativas. Todo para mejorar la producción hídrica de la cuenca”, agrega Meza.